Menú Cerrar

ARGENTINA. Reclaman políticas de desarrollo para los pequeños productores

Productores agropecuarios enrolados en la Federación Agraria Argentina (FAA) iniciaron ayer una marcha desde el interior hacia Buenos Aires con el propósito de reclamar políticas de desarrollo para el sector, que terminará pasado mañana en la Plaza de Mayo.

"En la década del 90 perdimos 100.000 productores. Si bien dicen que al campo le va bien, en realidad le va bien sólo al 3% de los productores que producen el 72% de la soja, y a los 8000 productores que tienen 25 millones de vacas", dijo Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), en un discurso en Alcorta, provincia de Santa Fe.

"No les va tan bien a los 150.000 ocupantes precarios de tierras, ni a las 250.000 familias que componen la agricultura familiar, ni a los chacareros de la pampa húmeda que tienden a desaparecer por el aumento de los arrendamientos", agregó.

La apertura de esa marcha coincidió con el aniversario del Grito de Alcorta, primera huelga agraria que se concretó en la Argentina y dio origen a la FAA. "Alcorta es el primero de los tres gritos de inclusión social en la Argentina. Es el momento de inclusión del trabajador rural", dijo Jorge Obeid, gobernador de Santa Fe, que asistió acompañado por el secretario de Agricultura de la Nación, Javier de Urquiza.

Esa localidad no fue la única en recordar la gesta y en adherir a la marcha. En Gualeguaychú también se recordó con críticas a la situación actual de los agricultores y ganaderos. "Hace 95 años los productores se rebelaron porque se quedaron sin tierras, y hoy está pasando lo mismo, se nota la concentración de la tierra, y el productor que la tiene no la puede usar", dijo Juan Ferrari, presidente de la filial Gualeguaychú de FAA. "Antes la producción era una forma de vida, hoy es una especulación financiera; la forma de vida se está terminando y con ella el productor", añadió.

Ferrari es un agricultor que desarrolla su actividad junto con sus hijos en la colonia El Potrero, cerca de la pastera de Botnia y es uno de los más activos militantes contra la instalación de esa planta. "Me parece que podemos tomar como ejemplo la actitud de esos productores que se organizaron. Pero además de la tenencia y el uso de la tierra tenemos problemas muy puntuales, como el costo del gasoil o la aparición de estas multinacionales", precisó.

Alfredo De Angeli, director de la FAA en Entre Ríos, añadió: "Los verdaderos productores estamos sin tierra, o atrapados en la usura de los arrendamientos; nos parecemos a aquellos pioneros. Yo no veo mucha diferencia entre aquellos terratenientes y la situación actual, en que unos pocos se quedan con los campos, favorecidos por un gobierno que no acierta con leyes elementales", insistió. El acto se clausuró con una misa del sacerdote Luis Jeannot Sueyro, el afiliado más antiguo de la FAA en el país.

Comparte esto..

Deja un comentario

Por favor Ingresar para comentar
  Suscribirse  
Notificarme