Menú Cerrar

EFECTO DEL CREEP FEED EN CAMADAS ESTANDARIZADAS A 12 LECHONES Y DESTETADOS CON 21 DÍAS DE VIDA

Autores:  Diego Lescano, José Arrieta, Marcelo Mirada, Emiliano Felicioni. Centro de investigación porcino, Biofarma S.A.

INTRODUCCIÓN

La producción porcina actual evoluciona constantemente, las empresas de genética han enfocado sus esfuerzos en mejorar la prolificidad de sus reproductoras, aumentando la cantidad de lechones nacidos totales y consecuentemente la cantidad de lechones destetados por hembra por año. En la siguiente figura se observan datos obtenidos a partir del software de gestión Agriness (Grafico 1), que durante el periodo comprendido entre 2008 a 2015 ocurrió un aumento de 1,97 y 1,36 lechones nacidos totales y nacidos vivos respectivamente, todo esto se traduce en 4,29 lechones destetados por cerda por año.

Grafico 1: Destetados por cerda por año de las 10 mejores granjas de Brasil desde el 2008 al 2015, datos tomados del campeonato de los mejores de la porcicultura de Agriness.

Un punto importante a ser considerado está en el entendimiento de estas nuevas líneas genéticas por parte de los productores y profesionales del área de producción animal, para de esta forma atender a las exigencias de manejo, de nutrientes y ambientales que estos animales poseen, así podremos conseguir que el máximo potencial productivo sea expresado.

Es bien conocido que las cerdas no consiguen producir la cantidad de leche necesaria para alimentar a camadas numerosas, es por eso que en actualidad se usa de forma rutinaria el suministro de alimento a los lechones aun estando en plena fase de lactancia, según BARNETT et al., (1989) esta estrategia aporta energía adicional y facilita la transición de un alimento liquido a uno solido.

Más allá de la diferencia entre la presentación física de la leche (liquida) y la de un alimento de primeras edades (solido), hacemos referencia a una transición adecuada, cuando los animales son expuestos a diversos componentes del alimento que pueden actuar como antígenos y consecuentemente activación del sistema inmunológico con posibles daños de la camada mucosa del tracto gastrointestinal (BARNETT et al., 1989).

En una comunicación personal con el Dr. William Marcos Teixeira Costa, reconocido sanitarista de Brasil, el menciona que los primeros alimentos que el animal consume tienen 3 posibles funciones, tales como: lograr una elevada ganancia de peso, garantizar la salud intestinal y brindar una adecuada adaptación a componentes antigénicos presentes en el alimento (proteína vegetales), haciendo referencia que cumplir estas 3 funciones en forma simultánea no es tan simple, ya que para obtener una elevada ganancia de peso debemos conseguir gran consumo de ración y también rápida adaptación a los antígenos del alimento, de esta forma estamos sobrecargando el tracto gastrointestinal de los animales, posiblemente alterando la salud intestinal, caso contrario para garantizar la salud intestinal significaría tener menor consumo de ración y consecuentemente menor ganancia de peso.

Por otro lado el Dr. William Costa, menciona que en algún momento de su vida los lechones tendrán que generar tolerancia a estos antígenos, y es recomendable que lo realicemos de forma precoz, por ejemplo con dietas de fase 0 y fase 1 ya que en estas dietas contamos con componentes de elevada digestibilidad.

Diversas son las investigaciones que tienen como objetivo demostrar si la suplementación con alimento sólido a lechones lactantes trae como beneficios la adaptación del tracto gastrointestinal para nutrientes que no son encontrados en la leche de la cerda, según BANDARA et al., (2011) esta estrategia de manejo mejora el peso al destete y a la salida de la recría.

De esta forma el objetivo del presente estudio se basa en conocer el impacto productivo que tiene la alimentación de lechones en el periodo de lactancia.

MATERIAL Y MÉTODOS

Un ensayo fue conducido en las instalaciones del centro de investigación de la empresa Biofarma S.A., en la localidad de Carnerillo en el departamento de Rio Cuarto de la provincia de Córdoba – Argentina.

Se seleccionaron 114 cerdas reproductoras hiperprolificas y distribuidas, según el orden de parto, en 2 tratamientos con 57 repeticiones para cada uno, siendo que cada cerda y su respectiva camada fue considerada como una unidad experimental, las cuales fueron alojadas en jaulas de maternidad de uso convencional.

Los lechones fueron alojados en boxes de maternidad convencionales con pisos slats de plástico, provistos de comederos especiales para la edad y fase productiva, los bebederos tipo chupete, en galpones con ambiente totalmente controlado. La fuente de calor para los lechones fue provista a través de mantas térmicas y lámparas infrarrojas de uso rutinario en la producción porcina actual.

Las camadas fueron pesadas el día 0 y 21días de edad para determinación de la ganancia de peso diario en cada etapa.

Los tratamientos fueron:

TRATAMIENTO 1: Lechones que recibieron alimentoPerfecto Súper Lechón desde el día 8 al 18 de vida (aproximadamente) y desde el día 18 al 21 de vida una mezcla de 2:1 de Perfecto Súper Lechón y Perfecto Nursery respectivamente (Creep Feed).

TRATAMIENTO 2: Lechones del grupo control negativo (Control).

Las dietas experimentales fueron formuladas para atender y/ó exceder las exigencias nutricionales para lechones y cerdas reproductoras de acuerdo con ROSTAGNO et al., (2011) siguiendo el programa de alimentación propuesto por los técnicos de Biofarma S.A..Fueron utilizados para el ensayo, 2 alimentos pre-iniciadores de la Línea Perfecto de la empresa Biofarma S.A. Las dietas fueron basadas en maíz, expeller de soja, maíz procesado, subproductos lácteos, plasma sanguíneo y aminoácidos industriales. Para las cerdas reproductoras ración y agua fueron ofrecidos ad libitum durante todo el período experimental.

El orden de partos, numero de lechones por camada, peso medio al día 0 (nacimiento), consumo de ración total por lechón (CRTL), peso medio al día 21 (destete), ganancia de peso diaria, fueron sometidos a análisis de varianza (ANAVA) con efecto estadístico significativo con P<0,10utilizando el sistema de análisis estadísticos INFOSTAT® desarrollado por la Universidad Nacional de Córdoba Argentina.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Los resultados de orden de partos, numero de lechones por camada, peso medio al día 0 (nacimiento), consumo de ración total por lechón (CRTL), peso medio al día 21 (destete), ganancia de peso diaria son presentados en la tabla N° 1.

El consumo de ración total por lechón durante el periodo de lactancia fue de 180 gramos. Los valores de consumo de ración durante este periodo suelen ser muy variables conforme BARNETT et al., (1989) que menciona un consumo de entre 0,107 a 1,550 kg por camada que fueron alimentadas desde los 10 a 28 días de vida.

Fue observado mejora significativa en el peso medio al día 21 (P= 0,053), momento en el cual los animales fueron destetados y trasladados al sector de recría. Ya para los parámetros de GPD1 y GPD2 también fue observada mejora significativa (P=0,053 y P=0,041), conforme BANDARA et al., (2011) observaron que los lechones que habían sido alimentados 7 días antes del destete (26 días de edad) consumieron 240 gramos/día y tuvieron mayor GPD (P=0,02) hasta el momento del destete comparados a lechones que no habían recibido alimento Creep Feed. Resultados opuestos fueron presentados por BARNETT et al., (1989) quienes observaron una ganancia de peso similar entre camadas de lechones que habían recibido alimento y camadas que no habían sido alimentadas.

BRUININX et al., (2002) identificaron que los lechones que habían consumido alimento en la maternidad, necesitaron menos tiempo entre el destete y el primer consumo de alimento en el sector de recría. Si bien estos autores no encontraron diferencia estadística significativa en el consumo de alimento total en la etapa de recría, en términos porcentuales obtuvieron 11,31 % y 7,37% mayor consumo de alimento en lechones que habían consumido alimento comparados con lechones que no habían consumido alimento y lechones que no habían sido alimentados respectivamente. Por otro lado observaron mejora estadística significativa para la ganancia de peso diaria (20 y 17,11 % comparado al grupo de lechones que no habían consumido alimento y los lechones que no habían sido alimentados).

Grafico 2: Pesos medios Pesos medios a los 21 días de vida de lechones alimentados vs lechones no alimentados.

Previamente a la realización del ensayo presentado en este documento, otros trabajos sobre Creep Feed fueron realizados en el Centro de Investigación de Biofarma S.A., en donde observamos el comportamiento de los animales a la hora de ser alimentados durante el periodo de lactancia, concluyendo que son los lechones más pequeños los que buscan un fuente de nutrientes alternativa y complementaria a la leche ya que no pueden competir por una teta permanente con sus hermanos más fuertes de la misma camada Es importante entender que el efecto logrado por la alimentación Creep Feed tendrá efectos directos e indirectos sobre los lechones, siendo que de manera directa esta suplementación extra de nutrientes serán utiliza dos para deposito de tejido e indirectamente mediante esta ingesta lograremos que los lechones sean más fuertes y viables de aumentar la ingestión de leche por parte de la cerda y así lograr una mayor ganancia de peso.

En granjas comerciales de producción porcina, a la hora de analizar el uso de la alimentación para los lechones, es muy importante tener en cuenta diversos factores tales como, numero de lechones por cerda, numero de tetas funcionales, peso medio y uniformidad de los lechones, días de duración de la lactancia, ambiente (higiene, instalaciones etc.), composición de las raciones pre-iniciadoras ya que todas pueden afectar el consumo de leche de la cerda como así también el consumo de alimento sólido afectando claramente los resultados obtenidos.

Desde el punto de vista técnico, la diferencia encontrada entre los lechones alimentados en comparación a los lechones no alimentados fue de 380 gramos mas por animal al momento del destete, esto nos indica que estos animales más pesados al destete(grupo Creep Feed) serán 1,90 y 5,13 kg más pesados a los 70 y 153 días de vida respectivamente según datos obtenidos en ensayos realizados en el centro de investigación Biofarma S.A. (REPORTE DE ENSAYO N° 18 – BIOFARMA S.A.), de manera similar KLINDT (2003) menciona que lechones con 100 gramos de peso al momento del destete producirían 0,94 kg mas a los 170 días de vida.

CONCLUSIONES

Se concluye que el uso de la alimentación creep feed en lechones lactantes de camadas estandarizadas a 12 lechones, tuvieron mejor desempeño cuando comparados a lechones que no tuvieron acceso al alimento. De esta forma se recomienda el uso de la alimentación para lechones en el periodo de lactancia que traerá amplios beneficios productivos.

 

Comparte esto..

Deja un comentario

Por favor Ingresar para comentar
  Suscribirse  
Notificarme