Volver a las retenciones: una medida que podría salvar a  los productores porcinos.

Volver a las retenciones: una medida que podría salvar a  los productores porcinos.

En el día de ayer se escucharon rumores de que se podría frenar la baja porcentual que se viene realizando sobre la soja y volver a aplicar retenciones al maíz y al trigo. Estas medidas en virtud de la necesidad del gobierno de generar cambios que permitan contener la inflación, que mes a mes se supera con proyecciones que la ubican en el orden del 30% para fin de año.

La quita de las retenciones, que en el caso del maíz fueron directamente a 0, impactó de manera negativa en los productores de carnes, subiendo los costos a un ritmo que hoy, sumado a otras medidas como la devaluación del peso,  pone a la producción en jaque.

Consultados por Infopork productores de distintas regiones y estratos productivos, manifestaron que hoy pagan el maíz desde $ 3.300 los que tiene maíz propio  a $5.000 los que tiene que comprar y están en la región de Entre Ríos, mientras que en 2015 el precio era de $600.

El principal insumo de una granja se multiplicó por 8 en dos años,  mientras que el precio venta del cerdo no tuvo la misma suerte. En 2015 el precio máximo para capón era de $16,70, y en 2018 $27,55, es decir mientras que el precio del principal insumo del alimento subió 800% veces, el precio de venta del cerdo subió sólo el 60%.

Uno de los factores es la quita de retenciones, lo que mejoró la posición de la venta de los granos al exterior en detrimento del consumo interno, al no tener grabado el impuesto a la exportación.

Esta medida fue un pedido casi unánime del  campo años atrás, sin embargo, a la hora de aplicarlo, parece que en la realidad impacta de manera muy distinta en los sectores agro exportadores que en los sectores de agregado de valor como el cerdo, pollo, o tambos.

Estos sectores vienen reclamando desde hace meses medidas para palear esta crisis de aumento de costos, con casi nulos resultados en el gobierno.

Ante el rumor de la vuelta las retenciones para el maíz,  o freno de la baja para soja, los sectores más  vinculados a los agro exportadores, a los que responde el actual Ministro de Agroindustria, comenzaron a hacer público su malestar y pidieron una reunión de carácter urgente con el propio Presidente de la Nación.

Claramente las posiciones de lobby no son las mismas entre sectores, y si bien esto es nada más que un rumor por el momento, ya se avizora cuál puede ser el desenlace.