Menú Cerrar

Ahora, la carne de cerdo del sur será más rica

Dos de los tres problemas que existen en términos coyunturales para poder promocionar el consumo de carne de cerdo en la provincia fueron abordados mediante políticas de Estado.

Se trata de la incorporación de genética y el abaratamiento del alimento balanceado. Quedará pendiente la obtención de sitios para faena que estén al margen de disputas políticas y que den un servicio a los productores porcinos.

Tras unas jornadas que se realizaron en el Centro Pyme se firmaron convenios para la instalación de un laboratorio de mejoramiento genético porcino en Neuquén.

Mediante la técnica de transferencia embrionaria se busca mejorar la genética de los rodeos porcinos que posee la provincia. El monto total del proyecto es de 6.134.900 pesos, solicitando a Nación financiamiento por 4.156.000 pesos.

Lo suscribieron el Centro Pyme y Fundación Familia, organización que trabaja con adolescentes y jóvenes en riesgo social, económico y familiar que viven en asentamientos del oeste neuquino.

Esta fundación -que administra cuatro hectáreas donde se encuentran los corrales y una maternidad- se hará cargo del proyecto alimento balanceado, por un monto total de 16 mil dólares; a través del convenio suscripto con el centro y Pluspetrol.

También puede interesarte: Piden la conformación de un Observatorio Porcino

En la séptima edición de la actualización porcina del Neuquén, un encuentro destinado a médicos veterinarios, técnicos y productores. se abordaron los aspectos que sufre la actividad.

El ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi destacó que con esta jornada “se pone en común el trabajo que se realiza con el equipo del Centro Pyme desde hace siete años, y a través del cual se brinda asistencia técnica directa a los productores primarios, a quienes se los acompaña con financiamiento, asesoramiento comercial y todo lo que está a nuestro alcance”. En este sentido, destacó la tarea conjunta con “las instituciones con las que trabajamos y a las empresas que nos acompañan y aportan recursos”.

Indicó que algunos de los aspectos fundamentales que afectan a la actividad son el costo del alimento y el consumo de la producción porcina, por lo que “estamos trabajando para acompañar a los productores locales para que puedan generar alimento local para abaratar los costos de traslado. También se promueven las compras en conjunto y existe un acompañamiento con financiamiento a través de fondos rotatorios que se devuelven de manera solidaria”.

La barrera sanitaria impide el ingreso de productos que sean vehículos de transmisión de la fiebre aftosa, aunque se permite importarlos.

Cómo funciona la barrera sanitaria

A partir de mayo de 2014, la región patagónica fue reconocida por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) como área libre de fiebre aftosa sin vacunación.

Este estatus zoosanitario la diferencia del resto del país y genera importantes beneficios para toda la actividad agropecuaria regional.

Para poder mantener esta jerarquía sanitaria, el Senasa prohíbe el ingreso de animales en pie y sus carnes, productos, subproductos y derivados de este origen ya que son capaces de vehicular el virus.

Fuente: www.agritotal.com
Comparte esto..

Deja un comentario

Por favor Ingresar para comentar
  Suscribirse  
Notificarme