Menú Cerrar

Cómo impacta la suba del dólar en los insumos para la porcicultura

El dólar impacta entre un 60 y un 85% en los insumos para porcicultura, según un relevamiento realizado por Infopork con empresarios vinculados al rubro nutrición, genética, sanidad y laboratorio.

El más afectado dentro de estos segmentos es el de nutrición, que impacta de diferente manera si se trata de las primeras edades o de las pre-mezclas para reproductoras y engordes, dado que tienen componentes distintos para su formulación. En el caso de los alimentos y concentrados hay productos que se comercializan en el mercado local como los productos lácteos, los cereales, el plasma y harina de pescado, que por más que sean del mercado local tienen una fuerte vinculación con la moneda extranjera, ya que si ésta aumenta, estos productos también. El caso más problemático es el de los granos, que aumentaron en poco más de dos años un 800%, motivado en primer lugar por la fuerte devaluación de la moneda nacional y en menor medida por los movimientos de la cotización de los granos en el mercado mundial. Estos productos son más del 50% del costo final de los pre iniciadores e iniciadores.

A esto se suman otros como el bicarbonato de calcio, sal, las bolsas que no tienen tanta relación con el dólar y después los que son 100% importados como aditivos, vitaminas, minerales, aminoácidos.

“Una parte es netamente importada, una local con relación con el dólar y otra directamente en dólares, el 85% del costo final del producto está vinculado con parámetros que tienen relación con el dólar”, comentó a Infopork Juan Pablo Ravazzano, Gerente general de la empresa de nutrición animal Biofarma.

También puede interesarte:  Avanza la campaña por la declaración de la emergencia en Producción porcina

Respecto de las pre-mezclas la incidencia es mayor porque, salvo el incipiente que se agrega todo es vitaminas, minerales y aminoácidos, que son 100% importados.

Por este motivo muchas empresas de nutrición cotizan sus productos directamente en dólares, y los mismos aumentan o bajan según la divisa extranjera. Hay momentos en los que el dólar aumenta muy fuerte y los productos también bajan ya que se calcula que un 20% del costo final no está relacionado con el dólar, como sueldos, impuestos, etc.

El otro motor de la baja de los precios cuando se dan devaluaciones grandes como la que pasó de $23 a $25 están motivados también en la necesidad de no ir en contra del mercado, y es ahí cuando se toca la variable de rentabilidad, que eso se mide en función de Argentina y en pesos.

En este sentido el directivo comentó que en los últimos años bajó la rentabilidad por varios motivos, a su entender porque hay cada vez más empresas que compiten entre sí, hay que ofrecer más servicios y eso no se puede trasladar a precios.

SANIDAD

Respecto de las empresas de sanidad consultamos a una de las más importantes de nuestro país y aseguraron que los productos son 100% importados, las únicas variables que se manejan en pesos son las de los costos de mantener una infraestructura en el país. Los productos que reciben deben ser pagados en dólares con la cotización del precio del día. La suba del dólar termina impactando entonces en los productos de manera directa y de manera indirecta en los gastos locales por la inflación que termina generando en el país, es decir el gasto operativo que se fija se va moviendo también con los ajustes del dólar.

LABORATORIO

En general casi todos necesitan insumos que se necesitan para realizar análisis de laboratorio y no se producen en argentina. De éstos el 75% como mínimo son reactivos importados contra reembolso y a cotización del día en que se paga. En este caso la empresa consultada comentó que tuvo también que resignar ganancias porque de no hacerlo deberían haber incrementado los precios más de un 40%. A esto se suma la demora en la cobranza que va de entre 30 a 90 días de retraso.

Según la técnica se ha perdido rentabilidad entre un 15% y un 25%, si tiene más o menos de insumos importados, y a esto hay que sumarle el aumento de luz, gas y salarios.

GENÉTICA

Si tomamos como referencia el mantenimiento de un criadero, y pensando en que por lo general tanto las hembras como los machos se venden por kilos de carne, no impacta la cotización del dólar. En esta ecuación en todo caso el que está perdiendo es la empresa de genética, ya que el precio de la carne está por debajo del incremento de los costos para producirla. Ese desfasaje que absorbe la empresa se espera se recupere con tiempos de precios más altos y costos más bajos, como fue hasta hace algunos años atrás.

En el caso de la inseminación artificial allí si está más relacionado con la moneda extranjera porque todos los diluyentes y catéteres que se usan son importados, lo mismo que los descartables. A eso se suma en el costo final la mano de obra local y la alimentación (que también tiene un impacto directo como vimos anteriormente). Según la empresa consultada si el dólar se devalúa un 50% el semen sube entre un 35/ 40%.

Como conclusión todas las empresas consultadas trabajan con precios directa o indirectamente vinculados con el dólar, por lo que según el rango, la suba en la cotización del mismo impacta no menos del 60%. A su vez respecto de los costos locales también se vieron modificados por la devaluación de la moneda local ya que las subas generan inflación y los salarios e impuestos suben en relación a este factor.

Fuente: Redacción Infopork
Comparte esto..

Deja un comentario

Por favor Ingresar para comentar
  Suscribirse  
Notificarme