Menú Cerrar

Estiman que para el 2025, los argentinos consumirán 25 kilos de carne de cerdo por año

El 2019 llegaría con un buen augurio para el productor porcino, marcado por ventas sostenidas a lo largo del año. Sin embargo el gran desafío sigue siendo el de “tener un plan”. Así lo aseguró a Infobae Alejandro Lamacchia, presidente de la Asociación de Productores Porcinos de la provincia de Buenos Aires (APROPORBA).

“No existe la previsión de qué se va hacer mañana”, aseguró Lamacchia y argumentó: “Tendríamos que tener un plan sectorial que surgiría de un plan ganadero que se desprendería de uno agroindustrial en base a objetivos nacionales que tienen que estar marcados por el más alto nivel nacional”.

También puede interesarte: Empieza a producir una de las granjas de cerdos más grandes del país

En este sentido, ejemplificó: “Le podemos preguntar a cualquier autoridad que previsión tienen para el sector dentro de cinco años y no tienen respuesta, eso es un aspecto grave y muy importante”.

En segundo lugar se refirió a los problemas que debieron enfrentar este año, como el alimento de los porcinos: la escasez y el costo del cereal. “Está a un valor muy alto, producto de que hemos sufrido la peor sequía de los últimos 50 años, así que conseguir cereal durante el 2018 costó mucho, era muy caro y muchas veces, el que obteníamos no estaba en las condiciones ideales”, señaló.

El productor porcino, espera que el Gobierno modifique una serie de medidas que ha tomado y precisó: “En febrero cambiaron el IVA de las carnes, nosotros vendemos todo al 10,5%, y compramos todo al 21%, entonces queda un IVA técnico que pasa a formar parte de la pérdida mensual que tiene el productor”.

Pérdida de productores

Según comentó, a los obstáculos mencionados se le suman los impuestos, lo cual dejó como saldo que el 50% de los pequeños y medianos productores abandone la actividad.

Al ponerle números a la producción bonaerense, indicó: “Los valores los vamos a tener con el Censo Nacional Agropecuario, pero hace tres años en la provincia de Buenos Aires no había un campo que no tuviera cerdos”, y continuó: “Ahora, recorro los municipios de la provincia y me he sorprendido, porque en un municipio el 80% de los productores dejaron la actividad”.

Al respecto, resaltó que la actividad porcina es una producción estratégica porque brinda mayor trabajo que la industria automotriz, y en este sentido, alertó: “El productor porcino que abandona la actividad deja de contratar al carpintero, herrero, mecánico, al chofer y son todos aspectos que van en detrimento de la economía local”.

Un 2019 de ventas sostenidas

A menos de dos meses de cerrar el año, manifestó: “Estoy convencido que el 2019 va a ser mejor”. Sin embargo, aclaró: “El problema es que las causas no son demasiado alegres. Normalmente el ciclo de ventas altas es de septiembre a marzo, pero creo que vamos a tener ventas sostenidas durante todo el año, porque el productor que tendría que vender en 2019, se fundió; entonces, lo que no vende el que se fundió, lo va a vender aquel que logró resistir”. Sumado ello, consideró que si hay una buena cosecha, deberían volver a tener rentabilidad.

En cuanto al consumo de la carne de cerdo indicó que está aumentando en promedio 1 kilo por año. “Es una carne sabrosa, saludable, y económica”, subrayó en cuanto a sus propiedades.

Actualmente al ranking del consumo de carne en Argentina, lo lidera la vacuna con 60 kg/hab/año, le sigue la aviar con 40 kg/hab/año, la porcina con 17kg/hab/año y por el último, el pescado que alcanza los 5kg/hab/año.

Aumento de precios

De acuerdo al último informe económico de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA), en los últimos seis meses (octubre 2018 versus abril 2018, mes en que se inició la corrida cambiaria), el precio de la carne aviar acumuló una suba de 40,2%, el de la carne vacuna un alza de 25,9% y el de la carne porcina un aumento de 25,4%. Al respecto, desde CICCRA destacan que en este semestre las carnes porcina y vacuna pasaron a disminuir en comparación con el nivel general del Índice de Precios al Consumidor del Gran Buenos Aires, que acumuló un alza de 27,4%. Aunque todas las carnes se encarecieron de manera significativa frente al promedio de los salarios del sector privado formal, que aumentó apenas 14,9% en los últimos seis meses.

Fuente: Infobae

Comparte esto..

Deja un comentario

Por favor Ingresar para comentar
  Suscribirse  
Notificarme