Menú Cerrar

Gestión de la rentabilidad de las dietas de cerdos con Anco FIT

La consistencia en la rentabilidad de las dietas de cerdo puede ser difícil de controlar, pero determina la rentabilidad. Nuevos enfoques en la nutrición del cerdo se centran en la gestión de la agilidad intestinal para obtener rendimientos más fiables.

Con hasta un 70% de los costos de producción procedentes del costo de los alimentos, la consistencia en el costo-eficacia de las dietas es clave para la rentabilidad. Para maximizar las oportunidades de ganancias, los productores deben ser diligentes en el desarrollo de estrategias de alimentación que resulten en mejores rendimientos de la alimentación y / o margen sobre los costos de alimentos y las instalaciones. Sin embargo, los factores de estrés nutricional en la dieta, tales como la reducida digestibilidad de nutrientes, endotoxinas, antinutrientes y micotoxinas, a menudo son un obstáculo para alcanzar la consistencia en el rendimiento en respuesta a las dietas. Dependiendo de la mayor presencia o ausencia de esos factores estresantes, la misma dieta puede diferir en costo-efectividad. Estos estresores a menudo no son fáciles de controlar por el nutricionista y son parte de la realidad a la que los animales se enfrentan en los sistemas de producción modernos.

Los factores de estrés nutricionales reducen la rentabilidad

Cuando se desafían con factores de estrés nutricional, las reacciones al estrés como el estrés oxidativo, la reducción de la integridad intestinal, la inflamación, el apetito reducido y los cambios en la microflora intestinal se activarán en el cerdo. Esto no sólo reduce el rendimiento del crecimiento, sino también la eficiencia alimenticia y, por tanto, la rentabilidad de las dietas. La eficiencia alimenticia se reduce debido a la energía desperdiciada en las reacciones al estrés en lugar de ser utilizada para propósitos productivos.

Por ejemplo, bajo estrés oxidativo e inflamación, el 30% de la caída del rendimiento se explica por el catabolismo y la conversión alimenticia necesarios para controlar la inflamación.

El estrés oxidativo se define como la excesiva presencia de especies reactivas a oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés) ante la capacidad antioxidante disponible de las células animales. El estrés oxidativo es un factor importante relacionado con el desarrollo de enfermedades inflamatorias.

Los aumentos en la permeabilidad intestinal aumentan la posibilidad de translocación de bacterias y / o sus toxinas a través de la barrera intestinal más permeable. La endotoxemia resultante puede desencadenar el inicio y la progresión de la enfermedad. El aumento de la translocación de endotoxinas a través de la barrera intestinal también puede estimular a las células inmunes a secretar citoquinas pro-inflamatorias y prostaglandinas como PGE2, dando como resultado una inflamación de bajo grado, que de nuevo puede desperdiciar energía metabólica.

Independientemente de la causa desencadenante, la respuesta innata inmune e inflamatoria se activa en el cerdo para lograr una mejor capacidad para hacer frente a factores de estrés infecciosos y no infecciosos. Al mismo tiempo, esta respuesta necesita ser controlada con precisión para evitar el daño tisular y el desperdicio de energía metabólica.

Se sabe que ciertas micotoxinas, como el DON (desoxinivalenol), causan el tipo de reacciones de estrés mencionadas anteriormente en los cerdos. DON también tiene un impacto significativo en la ingesta de alimento en los cerdos, lo que resulta en un rendimiento de crecimiento reducido. DON, es globalmente la micotoxina más prevalente en ingredientes para dietas animales y es difícil de controlar. Por lo tanto, también puede desempeñar un papel significativo en la rentabilidad de las dietas.

¿Qué pasa si los cerdos fueran más resistentes?

Lo ideal sería que la respuesta a factores de estrés nutricional consumiera tan poca energía como fuera posible o que las reacciones al estrés fueran mínimas para una mejor y más consistente eficiencia alimenticia. Este sería el caso si los animales fueran inherentemente más resistente a factores de estrés nutricional o fueran capaces de adaptarse a los factores de estrés nutricional energéticamente más eficientes.

Evidencia científica sugiere, que, en materia de selección genética, mejorar la capacidad de los cerdos para hacer frente a factores de estrés puede ser una mejor manera de mejorar el rendimiento de los cerdos que sólo seleccionando para un mayor potencial de crecimiento. Esto significa que el cerdo necesita ser capaz de adaptarse más rápido y de forma más adecuada a los cambios en la dieta y a los factores de estrés para obtener un rendimiento eficiente del crecimiento. La selección genética seguramente va a desempeñar un papel importante para el avance en esta capacidad del cerdo.
Las estrategias nutricionales que apoyan la velocidad y la eficacia con que el cerdo se adapta a los estresores proporcionan una ventaja competitiva más inmediata en la producción porcina. Más importante aún, la capacidad del animal para hacer frente a los factores de estrés también afectará el retorno de la inversión de las formulaciones de la dieta y la rentabilidad del productor.

Manejo de la agilidad intestinal para cerdos robustos

El intestino es particularmente sensible a los factores de estrés, de ahí que el énfasis está en el intestino cuando se quiere mejorar la respuesta adaptativa del cerdo. La agilidad intestinal es un nuevo término acuñado para describir la capacidad del cerdo para adaptarse a los factores de estrés nutricional con una respuesta más eficiente energéticamente y de forma más rápida de lo que lo haría normalmente. Los conceptos nutricionales ágiles están diseñados para aumentar la agilidad intestinal y capacitar a los animales para adaptarse a una variedad de factores de estrés nutricional, incluyendo micotoxinas, haciéndolos más robustos y eficientes energéticamente. Se basan en sustancias bioactivas derivadas de plantas que reducen las reacciones negativas al estrés, como el estrés oxidativo, la inflamación, la reducción de la integridad intestinal y la disminución de la ingesta de alimentos generalmente observada en respuesta a los factores de estrés.

El animal se vuelve más robusto frente a los retos de la dieta, resultando en un mayor rendimiento y bienestar. Esto de nuevo contribuirá a la consistencia en la rentabilidad de las dietas bajo condiciones comerciales.

Aplicación de Anco FIT

Anco FIT es un activador de la agilidad intestinal, diseñado para manejar la agilidad intestinal por medios dietéticos y se aplica como un aditivo al alimento completo. La aplicación de Anco FIT a las dietas de cerdos permite a los animales adaptarse a los factores de estrés nutricional de manera más eficiente y a la altura de su potencial de rendimiento. Para el nutricionista, proporciona un mayor control sobre la rentabilidad de las dietas.

Dietas para maternidad: Anco FIT se recomienda en dietas para maternidad para ayudar a los lechones a adaptarse a las transiciones de alimentación de forma más rápida y para apoyar su defensa contra los factores de estrés nutricional, incluyendo las micotoxinas. Los resultados esperados son la mejora de la ingesta de alimento y el crecimiento durante esta importante etapa de desarrollo del cerdo.

Dietas para crecimiento-finalización: En situaciones alojamiento por grupos, la ingesta de alimentos generalmente está limitada por factores físicos y de comportamiento y la energía disponible de las dietas determinará el rendimiento comercial, particularmente en la fase de finalización. Anco FIT se aplica a las dietas de cerdo de crecimiento-finalización para reducir el desperdicio de energía metabólica en las reacciones de estrés como el estrés oxidativo y la inflamación. El impulso a la agilidad intestinal también apoya la adsorción eficiente de los nutrientes en el intestino. Los resultados esperados son una mayor eficiencia alimenticia, especialmente frente a los factores de estrés nutricional.

Dietas para lactancia de cerdas: Las demandas de energía en cerdas modernas altamente prolíficas son increíblemente altas durante la lactancia. La utilización eficiente de la energía dietética por la cerda durante la lactancia no sólo afectará el rendimiento de la camada, sino también el posterior rendimiento reproductivo de la cerda. Anco FIT se aplica en las dietas de cerdas en lactancia para reducir el desperdicio de energía metabólica en las reacciones al estrés como el estrés oxidativo y la inflamación. El impulso a la agilidad intestinal también apoya la adsorción eficiente de nutrientes en el intestino. Los resultados esperados son un alto rendimiento en la lactancia y la consiguiente capacidad reproductora mejorada / más consistente por una eficiencia energética en las cerdas.

Comparte esto..

Deja un comentario