Un cuarto de la producción mundial de alimentos está en riesgo

Un cuarto de la producción mundial de alimentos está en riesgo

Un estudio publicado en Nature Climate Change afirma que las ondas de flujo de aire presentan ciertos patrones que permiten advertir que en un futuro habrán olas de calor que afecten zonas productivas de manera significativa. Las zonas que estarían afectadas serían América del Norte, Europa Occidental y Asia, que si bien podrían convertirse en mercados a conquistar por la producción argentina como sucede con la región asiática desde la peste porcina africana, el daño sería determinante para el mercado mundial.

También puede interesarte: 3 pasos para combatir la diarrea post-destete

La investigación detalla que el impacto de las olas de calor reduce la producción de cultivos, aumentando el riesgo de pérdidas de cosecha. Según Kai Kornhuber, científico del Departamento de Física de la Universidad de Oxford, “las olas de calor concurrentes se volverán más graves en las próximas décadas si no se reducen los gases de efecto invernadero”.

La simultaneidad de las olas de calor, según el artículo, aumentó sus probabilidades en un 200% en las principales zonas productivas detalladas anteriormente. A pesar de que existe cierto margen de equilibrio en las regiones entre buenas cosechas y malas cosechas, si las alertas se diesen en America del Norte, Europa occidental y Asia al mismo tiempo, las consecuencias serian graves e irreversibles. Ese nivel de pérdida de cosechas, podría devenir en picos de precios de alimentos y disminución de la disponibilidad y stock de los mismos.

Las olas de calor generan patrones atmosféricos que tienen como consecuencia la sequía, afectando los rendimientos de producción de los cultivos. Elisabeth Vogel, científica y coautora de la Universidad de Melbourne dijo “Durante los años en los que la ampliación de los patrones de ola de calor coincidieron durante dos o más semanas de verano en una misma zona, la producción de cultivos de cereales se redujo en más del 10% en regiones individuales y en un 4% en promedio de todas las regiones afectadas por el patrón”.

Desde un punto de vista positivo, el estudio analiza en profundidad las modificaciones de los patrones flujo de aire, dando con un conocimiento valioso para perfeccionar las predicciones estacionales de la producción agrícola e informar los riesgos de perdida de cosechas.

Fuente: www.elagrario.com

Instagram FeedPlease check your feed, the data was entered incorrectly.