Menú Cerrar

La restructuración de la deuda como clave de la recomposición de la economía

La nueva entrega del informe de situación de la economía en Argentina realizado por el economista Carlos Seggiaro alerta sobre la importancia que tienen las negociaciones que por estos días viene realizando el presidente Fernández en distintos puntos neurálgicos del poder político y económico a nivel mundial. A las tratativas con el FMI, como con los inversores privados, tanto internos como internacionales, debemos sumarle las reuniones en el vaticano y en Alemania.

También puede interesarte: ¿Cómo afectará el coronavirus a la producción argentina?

“El gobierno nacional acaba de anunciar un cronograma ciertamente muy optimista que establece que en la primera semana de marzo estará determinada la estructura final de la oferta argentina, y que en la cuarta semana del mismo mes expirará el período de aceptación”, señala el informe.

Frente a este panorama presenta el dilema de que el dólar tiene que ser competitivo, las tasas de interés tienen que promover la inversión productiva, y que el gasto público tiene que apuntar a reactivar la Economía, todas variables atadas a la negociación de la deuda.

Según el informe la inflación de enero se colocará en el órden del 3%, un número superior a lo que se esperaba desde el gobierno en función de las políticas de control de precios y otras medidas adoptadas.

El nudo central, parece estar en el proceso recesivo propiciado por las políticas económicas implementadas por la gestión de Macri: “Sin embargo, a nuestro juicio, la preocupación central del Gobierno a nivel económico está situada en la resistencia que muestra el actual proceso recesivo, que ya lleva más de 20 meses consecutivos, con una profundidad que no se veía desde comienzos del presente siglo. Si la Economía Argentina no muestra síntomas de una visible reactivación a lo largo de los próximos meses, cada vez más sectores productivos mostrarán serias dificultades para seguir adelante. La mayor parte de las consultoras estiman que la reactivación se dará recién a partir del segundo semestre del año”.

NOVEDADES IMPOSITIVAS: ARRANCA LA MORATORIA

La buena noticia en el plano impositivo es la ya anunciada moratoria: “El próximo 17 de febrero se habilitará la adhesión a la esperada moratoria para las micro, pequeñas y medianas empresas (MyPymes), establecida por la Ley de Solidaridad y Emergencia sancionada en diciembre pasado, y cuyo régimen abarca las obligaciones vencidas al 30 de noviembre de 2019. Se trata de unos 608.000 contribuyentes que están en condiciones de acceder a descuentos de intereses y condonación de multas del orden del 42%. Podrán adherir al nuevo régimen las micro, pequeñas y medianas empresas y las personas humanas que sean autónomas o monotributistas, siempre con el requisito de contar con el certificado Mipyme hasta el 30 de abril. También se incluirá a cooperativas, consorcios de propietarios y clubes de barrio”.

Las deudas se podrá financiar hasta en 120 cuotas, en caso de impuestos, y hasta en 60 meses para las obligaciones con la Seguridad Social, con una tasa fija del 3% mensual durante el primer año y luego con Tasa Badlar para bancos privados.
“La titular del organismo fiscal, anticipó que las microempresas no pagarán anticipos y podrán financiarse hasta en 10 años si ingresan en febrero. Por su parte, las pequeñas empresas abonarán un pago a cuenta del 1% si entran este mes y tendrán 120 cuotas. En cambio, si adhieren en abril, deberán abonar el 3% y, el resto, en 90 meses. Para las medianas, el anticipo sube a 2% en febrero y a 5% en abril. En cualquiera de los casos, habrá un período de gracia para comenzar a pagar (que será mayor cuanto antes sea la adhesión al plan) y la primera cuota vencerá el 17 de julio de 2020”.

MERCADOS AGROPECUARIOS

El Coronavirus sigue siendo la variable que mueve la aguja en el mercado agropecuario internacional. La aparición del virus en China y nuevos casos en diversas regiones del planeta afectaron los buenos pronósticos que había para el sector.

“La incertidumbre afectó prácticamente a todos los mercados, tanto a nivel de commodities como así también a las bolsas y los mercados financieros de casi todo el planeta. Desde la semana pasada, hubo retrocesos en la cotización de la soja en Chicago, en la Bolsa de Nueva York, y el barril de petróleo volvió a situarse por debajo de los 60 dólares en Londres. Predecir como continúa esta película en el corto plazo es prácticamente imposible. Si tomamos como experiencia los ejemplos similares anteriores, como fueron la influencia aviar, la gripe A, o la más reciente gripe porcina africana, hay que decir que tras un escenario de bajas muy pronunciadas, los mercados luego se estabilizan y recomponen progresivamente la situación, lo cual es especialmente relevante en el caso de los Commodities”, señala Seggiaro.

Para la Argentina el mercado agropecuario muestra también incertidumbre, en este caso por el futuro de la empresa Vicentín, “que acumula deudas que podrían acercarse a los 1.500 millones de dólares, con una amplia gama de actores, entre bancos, proveedores, corredores, acopiadores y productores agropecuarios. La salida de la actual situación aparece como muy compleja, pero en los próximos días quedarán planteadas novedades, incluso en el plano judicial. A nuestro juicio, la empresa es ciertamente inviable de cara al futuro”.

Comparte esto..

Deja un comentario