CREEP FEEDING: La influencia del manejo de alimentación

CREEP FEEDING: La influencia del manejo de alimentación

Actualmente la industria porcina se ve desafiada años tras año por los avances genéticos y exigencias del mercado generando que los productores estén a la vanguardia. En este contexto, quienes formamos parte del área de la nutrición del sector porcinos estamos constantemente detrás de las mejoras y posibles acciones a tomar para lograr los mejores resultados y parámetros productivos para contribuir a la eficiencia de los sistemas.

En los últimos años las empresas genéticas han realizado una fuerte selección dirigida a la hiperprolificidad de sus hembras, encontrándonos hoy con camadas numerosas y lechones con menos de un kilogramo de peso vivo al nacimiento.

Ante esta situación, el rol de la producción láctea de la hembra juega un papel fundamental, ya que los lechones tienen mayor capacidad de consumo de leche que la posibilidad de producción por parte ella y, aproximadamente luego del 10° día de lactancia comienza a existir una deficiencia de oferta de leche, perjudicándose aquellos lechones de menor tamaño ante la competencia de sus pares por las mamas de mayor calidad y cantidad de leche. Frente a esta circunstancia, nutriólogos e investigadores han buscado la forma de nutrir a toda la camada mediante el uso de un manejo de alimentación y nutricional extra al que se le administra a la hembra, llamado creep feeding.

Desde TEKNAL recomendamos ésta técnica que consiste en suministrar a lechones al pie de la madre un alimento adicional además de la leche materna, el cual es presentado de forma sólida, muchas veces mencionado como creep feed, con ingredientes de alta calidad y digestibilidad en un comedero exclusivo para lechones y condiciones óptimas de higiene.

Investigadores a lo largo del tiempo han probado y desafiado la técnica enfocándose en mejorar el peso de los lechones al destete, aunque esta técnica tiene un impacto marcado en el desempeño posterior al período lactante.

EFECTO AL MOMENTO DEL DESTETE

El efecto de un mejor desempeño en el posdestete para lactancia de 21 días se debe a la preparación y maduración del tracto gastrointestinal del lechón al pie de la madre. Con lactancia menores a 23 días, no se obtienen mejoras de peso al final de la lactancia, pero en lechones con lactancias superiores a los 23 días, los aumentos diarios de pesos y pesos finales pueden ser observados en las camadas. En 1983, Allee et al., demostró que camadas de lechones que consumían un alimento creep feed desde los 14 días hasta los 24 días versus camadas con una dieta a base de harina de soja y maíz, tenían un mayor consumo de alimento al pie de la madre y mayor peso al destete. También, menciona que la composición de la dieta administrada puede tener un efecto marcado en la cantidad de alimento consumido. De igual manera, Sulabo et. al.,2009, observó que lechones que consumen dietas más complejas tienen mayor aumento diario de peso (ADP) y peso final. Bandara et al.,2011, determinó que cerdos que tienen adicionado creep feed en maternidad muestran diferencia de peso y de ADP al momento del destete versus aquellos cerdos que no lo consumen.

EFECTO EN EL DESEMPEÑO POSTERIOR

La técnica de creep feeding no solo mejora el peso y ADP de las camadas, sino que tiene un beneficio en el desempeño productivo posterior de los animales debido a la estimulación temprana con alimentos sólidos y de naturaleza diferente a la leche materna, lo que proporciona una maduración anticipada de las células del sistema gastrointestinal (SGI). De esta manera se minimiza el impacto negativo que ocurriría en el cambio de alimentación liquida a solida cuando el lechón es destetado donde la digestibilidad y la composición del alimento es diferente (Pluske,2003). Aunque solo un 40% de los lechones consumen alimento en esta etapa, el consumo de los lechones en creep feeding mejora la tasa de crecimiento y los pesos en el desempeño en posdestete.

Beneficios del creep feeding:

  • Suplemento nutricional
  • Adaptación del tracto gastrointestinal a nutrientes que no son encontrados en la leche.
  • Primera exposición a alimento solido
  • Maduración del sistema gastrointestinal

Guillou, 2009., observó que el peso al destete no se vio afectado por el efecto de creep feeding, aunque si hubo un gran efecto en el consumo posdestete. Aquellos cerdos que tarde o temprano consumieron el alimento creep feed consumieron más alimento en la etapa de posdestete, comparado con aquellos que no consumieron nada de creep feed en el período de lactantes.

En otro trabajo realizado por Bruininx et. al.,2002, se pudo apreciar que aquellos lechones que habían consumido alimento en creep feed demoraron menos en consumir alimento luego de ser destetados en comparación con los que no consumieron habiendo sido expuestos y con los no expuestos a creep feeding.

En este período del desarrollo del lechón el creep feeding toma importancia, ya que 2 a 3 semanas luego del destete, si el lechón no es adaptado adecuadamente al cambio de suministro de alimentos (leche à alimento solido) existen alteraciones digestivas que pueden presentar problemas a largo plazo (Pluske, 2003). Cuando el suministro de leche se interrumpe de forma brusca, la estructura y función del aparato digestivo comienza a cambiar de forma inmediata. Se produce una reducción de la altura de las microvellosidades, la profundidad de las criptas aumenta y se produce una reducción en la capacidad de absorción porque la actividad especifica de las enzimas digestivas, lactasa y sucrasa, se encuentra reducida. Nos podremos encontrar, entonces, con una pobre absorción de nutrientes que dará lugar a la proliferación de bacterias enterotoxigénicas y, posible fermentación de nutrientes de menor digestibilidad en el intestino grueso. No sería raro, encontrar diarrea en estos lechones (Pluske, 2003).

RECOMENDACIÓN DE NUESTRA EMPRESA

Habiendo fundamentado el uso de la técnica de creep feeding, desde TEKNAL recomendamos a nuestros clientes utilizar creep feeding en lechones durante el periodo de lactantes. Si bien tiene un sustento científico el aumento diario de peso y peso al destete, nuestra recomendación tiene una mirada mas holística del sistema de producción. TEKNAL considera importante tomar al destete de los lechones como un proceso y no como un evento aislado, el cual inicia 10 días previo a la separación del lechón de su madre y finaliza 10 días posteriores en las instalaciones de posdestete.

El lechón que se separa de la madre debe comenzar un proceso de adaptación desde el 3er día de vida con el suministro de un alimento creep feed en forma líquida, Magnum Lactoreemplazante. Debe ser preparado a 36°C y entregado inmediatamente a los lechones en platos limpios. El objetivo es lograr que sea consumido en los próximos 30 minutos de ser ofertado. Luego de ese período de tiempo, el alimento se enfría y los ingredientes comienzan procesos de transformación, provocando el rechazo al consumo por parte del lechón. Si bien operativamente es complejo, lo ideal sería hacer 4 ofertas al día separadas en el tiempo. Luego, el creep feeding continua con una etapa siguiente en presentación solida. A partir del 7mo día de vida se debe ofrecer un producto pensado y formulado especialmente para lechones en esta etapa que cuenta con ingredientes de alta digestibilidad y calidad, Magnum Papilla. Al suministrar esta papilla como creep feed estamos cumpliendo con la tarea de suplementar las camadas, iniciar la adaptación de la mucosa digestiva a la exposición a sustratos nuevos y de alta digestibilidad para lograr una transición y maduración armoniosa de los enterocitos, evitando el cambio repentino que puede ocasionarse al cambiar de un alimento líquido a uno sólido. Es necesario realizar desde el día 13 de vida la adición de una fase siguiente de alimentación, Magnum Prestarter. Éste alimento contiene ingredientes de calidad y es presentado en forma de minipellet, el cual asegura gran digestibilidad. Es fundamental acostumbrar al lechón a reconocer, no solo de alimento sólido, sino una presentación diferente, a la cual estará expuesto el día que es llevado a las instalaciones de posdestete. Es ideal lograr añadir un 25% de Magnum Prestarter con 75% de Magnum Papilla desde el día 13, luego modificarlo a 50% – 50% respectivamente el día 14 y, paulatinamente llegar al día 16 de vida a ofrecer solamente Magnum Prestarter hasta el final de la etapa de lactante. Como se mencionó anteriormente, los consumos de los lechones al pie de la madre son muy variable dentro de las camadas. Para potenciar el consumo, en especial la 1° semana, administrar Magnum Papilla de forma líquida o preparada con dos partes de agua, aumentaría los consumos. También, la adición en simultaneo de platos con agua en la paridera estimula el consumo del alimento sólido en las semanas posteriores a la primera de iniciado el creep feeding.

Puntos a tener en cuenta:

  • Leche a temperatura de 36°C y por 30 minutos.
  • Ofrecerlo en un plato diseñado para lechones en la zona limpia de la paridera.
  • Mantener una máxima higiene del plato. (Foto N°2)
  • Ofrecer cantidades pequeñas de cada alimento y varias veces al día, para evitar desperdicios y desechar comida. (Foto N°3)
  • El lechón prefiere consumirlo fresco, sin humedad y suciedad en el plato. (Foto N°4)
  • Añadir un plato extra con agua, estimula al consumo del alimento sólido.
  • Retirar los platos a diario para limpiarlos.

CONCLUSIONES

Nuestra empresa recomienda utilizar la técnica de creep feeding en lechones, ya que obtenemos un beneficio de ADP, peso final al destete y un impacto positivo en el posdestete con lechones que comienzan a comer más rápidamente (Bruininx et al., 2002) y obtienen mejores aumentos diarios de peso en la primer semana, este rápido comienzo perjudica menos al tracto gastrointestinal (Pluske et al., 2003) y se obtienen pesos superiores al finalizar la etapa de posdestete (Kats et al., 1992).

M.V. Hilario M. Córdoba

Dpto Técnico de cerdos

Teknal