Destacan el trabajo de la cadena agroalimentaria para enfrentar la crisis

Destacan el trabajo de la cadena agroalimentaria para enfrentar la crisis

Los aplausos masivos que se escucharon para agradecer la tarea de los trabajadores de la salud en plena cuarentena por el coronavirus no se replicaron con tanta masividad para valorar a los operarios de la industria de la alimentación, una cadena que está exceptuada del aislamiento social preventivo y obligatorio y que garantiza el abastecimiento de alimentos a todos los argentinos.

También puede interesarte: ¿Qué son los coronavirus?

“Muchos consumidores, sobre todo urbanos, creen que los productos nacieron en la góndola y no ven el trabajo de toda la cadena que involucra a mucha gente”, reflexionó Horacio Gabosi, médico veterinario y especialista en producción porcina con experiencia toda la cadena de cárnica.

En el decreto que habilitó la cuarentena obligatoria, se estableció la excepción para la industria de la alimentación, su cadena productiva e insumos y en el inciso 13.

Inmediatamente, las industrias frigorífica, avícola y láctea anunciaron a través de sus cámaras que no modificarían sus planes de producción y que contaban con stock para atender la mayor demanda.

Los gremios garantizaron el trabajo en el marco de esta emergencia. La Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados ratificó el compromiso de todos los trabajadores de los frigoríficos para “continuar sus tareas normalmente”.

“El ausentismo en el sector de la alimentación es muy bajo”, confirmó Gabosi y detalló que “la gente hace mucho esfuerzo por ir a su trabajo”. Por esa razón consideró que “se debería reconocer el trabajo silencioso de la producción de alimentos y otros como energía. Recordó que la cadena alimenticia incluye el trabajando en las granjas de pollos, operarios que faenan, camioneros que trasladan la mercadería, entre otros.

En ese marco, insistió en facilitarles la tarea con la simple tarea de “quedarse en casa”, dijo. “La faena vacuna implica trabajo en general urbano que se hace muy temprano, de madrugada, a esos trabajadores no se les debería sumar un inconveniente extra, y por eso hay que ser responsables y evitar aglomeraciones en el transporte público, en estacionamientos, en las estaciones de servicio”, dijo Gabosi.

El especialista también señaló que la industria alimentaria “trabaja desde siempre con lo vinculado a la salud de la población, con conocimientos de epidemiología”, con lo cual está preparada para esta coyuntura. Y explicó que “se busca que el ritmo de trabajo sea sin cambios”, ya que se trata de un sistema integrado. “Si se corta la cadena, faltarían alimentos y no nos mataría el virus sino la inanición”.

Fuente: www.lacapital.com.ar