Menú Cerrar

Informe Exclusivo: Baja la demanda en frigoríficos de carne porcina y complica al sector

En los últimos días se visibilizaron diversos reclamos de productores particulares y entidades gremiales respecto de la baja en la demanda de carne porcina por parte de los frigoríficos en Argentina. Marcos Torres, Presidente de la Cámara de productores Porcinos de Córdoba dijo a Infopork que enviaron esta inquietud tanto al Gobierno Provincial como Nacional. Juan Pablo Ravazzano, Gerente General de la empresa de Nutrición Animal Biofarma, precisó que hace 20 días que los 5 frigoríficos con los que trabajan le suspenden las cargas o se las “patean”, para más adelante. “Para este mes tendría que entregar 19 cargas y me recibieron 17, son 350 animales que vamos a tener que retener. Tengo posibilidad de aguantarlo porque tengo espacio y alimento, pero esto me retrasa toda la producción, este mes de marzo voy a vender dos tropas menos, esas tropas las paso para abril, y voy arrastrando ese flujo de producción, entonces en vez de vender de 125 kilos voy a vender de 135”, explicó.

Larry Bartoloni, Presidente de Pormag, anticipó que no tienen datos oficiales, pero estiman según el monitoreo de sus operaciones, una caída de la faena de entre un 30 y un 40%. Pormag comercializó esta semana un volumen de entre 7 y 8 mil animales, cuando lo normal es de 13 mil.

Para conocer los motivos de la baja en la demanda Infopork consultó a 5 establecimientos frigoríficos de distintas regiones del país, todos coincidieron en que el problema está en la acumulación de feriados y la preferencia por la carne vacuna para stock familiar en cuarentena.

Jorge Braco, del frigorífico Qualitá, localizado en Jesús María, Córdoba, explicó que de los últimos 10 días se perdieron 4 días de faena. Para su establecimiento un día significan 400 animales procesados, este número sumado por 4 implica una disminución de 1600 animales.

Rubén Fernández, del frigorífico Paladini, en Santa Fé, señaló que en su caso impacta también la cantidad de feriados acumulados, los que sumados a los dos de abril e inicios de mayo plantean un panorama de recuperación recién para finales de ese mes.

Víctor Ardizono, de Frigorífico Rafaela, en Santa Fé, dijo que la acumulación de días no laborables disminuye la capacidad de procesamiento de los frigoríficos, en su caso los sábados se realiza la faena para procesar el día lunes y martes. Si estos días caen feriado directamente el sábado no faenan.

Néstor Calvete, del frigorífico Lomsicar de Capital Federal, señaló en cambio que el problema no son los feriados, sino la falta de venta. En su caso no comercializa a grandes supermercados, sino a repartidores de capital y algunos del interior. Desde hace una semana la venta se desplomó un 50%, motivo por el cual no compran animales. “No puedo comprar si no hay ventas, tenemos la planta abierta pero prácticamente no está fabricando y la semana que viene creemos que será peor. Con el stock que tenemos nos alcanza para la poca venta que estamos teniendo”, dijo a Infopork. La disminución se debe a que el rubro gastronómico está cerrado, y los puntos de venta minoristas están vendiendo menos de lo habitual, a partir de la cuarentena. “Si te dedicas al canal minorista no vendes, todos mis colegas están igual. Me suspendieron también el pedido mensual que hacemos regularmente a Bariloche. Necesitamos ayuda”, dijo.

Mariano Suarez es socio en el frigorífico Lomsicar y además posee dos frigoríficos más, La Nueva Asturiana de Capital federal, y Don Jorge, en Ciudadela. “Todos los clientes que atienden bares,  confiterías y restoranes compran 0. En Mar del Plata tenemos una distribuidora con la que proveemos desde San Clemente a Bahía Blanca,  del 1 de marzo al 13 vendimos 30 toneladas, del 16 ese mes hasta hoy vendimos 11. Veo todo muy mal, la industria queda destrozada”, analizó. En dos semanas van a procesar una sola jaula, mientras que normalmente procesaban 3. Esta jaula la hacen porque es de animales de su granja propia y ya no tiene a donde alojarlos. “En el tema financiero es peor, deposité cheques por $500 mil y se acreditaron $350 mil, el resto rebotado. Nunca tuve cheques rechazados”, explicó. Según su análisis hay muchos que van a quedar en el camino sino se aplican de manera urgente eliminación del impuesto al cheque, y otros impuestos que no pueden asumir.

La baja en el consumo de carne porcina la registraron todos los establecimientos por igual, no en el mismo porcentaje. Jorge Braco comentó que hay mucho stock de carne en pie de cerdo mientras que el vacuno subió $10 por kilo en góndola. “El matambre de cerdo está a $450 y el de vaca $350, con la costilla el mismo precio. La gente sigue eligiendo la carne de vaca y frente al aislamiento se han estoqueado con carne vacuna, que es la más habitual para el consumo familiar”, explicó.

Una solución desde Pormag

Hoy Pormag presentará al Gobierno de la Provincia de Córdoba un plan que permita una solución para las granjas porcinas y una acción social para que los sectores más vulnerables puedan acceder a la carne porcina a un precio promocional. Se trata de ofrecer por parte de los establecimientos una cantidad de animales a un precio mínimo al frigorífico, este procesarlos a precio de costo, y que el gobierno facilite canales de distribución para que puedan llegar a un costo mucho menor que el comercial para que ayude a palear la crisis alimentaria que supone la cuarentena para los sectores menos beneficiados de la población.

Comparte esto..

Deja un comentario