Menú Cerrar

Sector agropecuario: el nicho al que los bancos apuntan

La incertidumbre es la única certeza en el nuevo escenario mundial, expuesto a la pandemia que sacudió todo. Pensar que mundo vendrá mañana, con qué reglas y cuáles jugadores, es aventurarse a un panorama poco cierto. En este contexto, algunas claves de la economía local e internacional empiezan a despejarse, y permiten un análisis de mediano plazo. El economista Carlos Seggiaro, mediante una reunión virtual dirigida a personas del ámbito empresarial, comentó algunos de estos ejes.

También puede interesarte: China consolida sus importaciones de carnes y se renueva la esperanza en el sector exportador argentino

La inflación, el indicador que concentraba la atención el año pasado, muestra parámetros que permiten advertir que terminará a fin de año en torno al 40 o 45%, de ninguna manera podría llegar a una híper-inflación, según analizó el especialista.

El dólar oficial según se observa, va a ser controlado desde el Banco Central para que siga la curva del crecimiento real, es decir va a continuar subiendo al ritmo de la inflación, por lo que si se estima que a fin de año será del 40% se puede pensar en un dólar a $90 / $100.

Las tasas de interés serán negativas en torno a los índices inflacionarios, hasta el momento la tasa de referencia del Banco Central es del orden del 25%. Respecto de las inversiones Seggiaro advirtió que “este gobierno no va a poner tasas atractivas en pesos como ocurrió con el gobierno anterior, las tasas serán siempre negativas en respuesta al acuerdo que tiene con sectores empresariales”.

En este contexto y en virtud de los créditos que deben otorgar los bancos con tasas del 24%, la opción de tomar crédito e invertir en un plazo fijo ajustable por UVA sería una alternativa interesante. “Los bancos tienen que colocar una cantidad de créditos de este tipo para que los autoricen a realizar otro tipo de operaciones financieras, y al momento de pensar a que sector se los pueden ofrecer el agropecuario es el elegido”, explicó.

Pese a que pueda ser una herramienta atractiva, la realidad es que gran parte de las actividades económicas no están en condiciones de tomar crédito. El sector agropecuario presenta una realidad distinta porque ha sido declarado esencial y pudo continuar con la cadena productiva, aunque no sin verse afectado.

Cambio en el consumo e impacto en la carne de cerdo

El aislamiento preventivo y obligatorio produjo cambios en las prácticas de consumo que impactaron de diversas maneras. Por un lado, la reducción del poder adquisitivo local de gran parte de la población reforzó la tendencia que se venía observando en los últimos años respecto de la compra de alimentos más “económicos”. El arroz por ejemplo registró un record de producción, mientras que el consumo de carne se debilitó. El consumo de leche aumentó, pero el de quesos fue a la baja.

Respecto de las carnes la más afectada fue la porcina, la vacuna y aviar si bien se retrajeron un poco siguieron en niveles aceptables, cambiaron si los cortes de preferencia. La exportación que se espera se reactive en los meses venideros es una buena salida para el sector vacuno. Se estima que el 30% de la producción total de Argentina irá a los canales de exportación en la segunda mitad del año. Este panorama no es el mismo para la carne porcina, que, si bien realizó esfuerzos para incursionar en esta alternativa, todavía el saldo exportable no mueve el amperímetro de la producción nacional. A esto se suma que los restaurantes, hoteles y bares abrirán sus puertas con suerte en dos meses, lo que no significa que la gente vuelva a concurrir a estos lugares como lo hacía antes. La retracción de consumo de carne de cerdo según comentaron empresarios de frigoríficos de la ciudad de Buenos Aires a Infopork, fue de un 50% desde el cierre de estos espacios. En este marco como siempre serán los pequeños productores los que más riesgo tienen de quedar afuera, o aquellas empresas que no hayan logrado maximizar la rentabilidad. “Hay demandas crediticias para cámaras”, dijo al cierre Seggiaro, tal vez como dato, tal vez como idea.

Redacción Infopork

 

 

Comparte esto..

Deja un comentario