El consumo de carne de cerdo está lejos del techo

El consumo de carne de cerdo está lejos del techo

Julian Echazarreta, secretario del Ministerio de Agricultura y Ganadería brindó una entrevista exclusiva a Infopork Radio en su sexta edición: la visión de la cartera sobre el sector, los planes para el mismo, los pormenores del acuerdo con China, el rol del asociativismo en el mismo y más.

En su primera entrevista con Infopork, Echazarreta inicia la conversación con una radiografía del sector porcino nacional bajo la lente del Ministerio: “la mirada de la institución es que el sector porcino es un sector pujante, bien federal, que tiene arraigo, una forma eficiente y auténtica de crear valor en origen y que lo hace aprovechando oportunidades que tiene la república Argentina como son las grandes producciones de maíz y de soja, con un estatus sanitario de primera línea, que tiene capital humano  y conocimiento de lo que es la porcinocultura”. Agrega que es una actividad que acarrea un crecimiento constante y que el consumo de carne de cerdo está lejos del techo.

Infopork: – ¿Qué se está haciendo justamente para exponenciar el desarrollo de la actividad y alcanzar una escala que permita la exportación?

Julián Echazarreta: – Desde el punto de vista del productor yo lo veo que se ha tecnificado, ha mejorado la genética, ni hablar de las grandes granjas que me consta que utilizan la mejor tecnología disponible con niveles de eficiencia altísimos, técnicas de bienestar animal y de cuidado del medio ambiente. Posiblemente lo que tengamos en un sector que no ha acompañado a tal ritmo de velocidad de crecimiento de producción es el sector industrial. Pese a los esfuerzos que se hacen, la capacidad instalada en la Argentina de mataderos, frigoríficos, procesadores de gran escala tal vez sea una cuenta pendiente del sector de la industria y no del sector de la producción, pero claramente el sector de la producción no va a poder crecer si no tiene un sector de la industria que vaya creciendo a la par. En tal sentido he visto algunas asociaciones que están gestionando créditos que están viendo formas de financiarse para tener forma de acceso a mayor cantidad de cámaras de enfriado o de congelado y de poder incrementar así sus exportaciones a China. Por las condicione actuales del consumo chino, el sector nuestro está en condiciones de convertirse en un jugador de fuste para ese consumo. Fijese la importancia que le da China al consumo de cerdo que la compañía más grande de cerdos, Smithfield, pasó de manos norteamericanas a chinas en los últimos años.

Infopork: – En este sentido ¿consideran clave la concreción del acuerdo con China para la instalación de granjas industriales?

Julián Echazarreta: – A este tema lo está manejando la Cancillería, están elaborando un memorándum de entendimiento, que es un marco donde se establecen los principios generales. En esos principios generales están perfectamente cuidados algunos aspectos: primero el aspecto ambiental, hoy no se puede concebir la explotación de ninguna especie que no sea de forma cuidada y de forma sostenible desde el punto de vista económico, social y ambiental; existen en Argentina normas de exigencia a nivel internacional, que le exige a cada establecimiento a presentar estudios de impacto ambiental y una autorización por parte de la autoridad ambiental de cada provincia donde se realiza el criadero. Entonces la cuestión ambiental está zanjada y si no, no puede haber actividad. Segunda cuestión: estas mega granjas deben estar vinculadas a la instalación de frigoríficos que procesen esa producción con destino a la exportación exclusivamente, de manera tal que estas nuevas industrias no puedan afectar a las instalaciones ya existentes y al mercado local.

La otra cuestión importante es que la forma de pago de estas inversiones que tienen un repago que por rápido que sea no es menor a quince años y que habitualmente son inversiones que tienen una inversión de los accionistas del orden del 35-40% y un saldo de 60% que viene financiado; el repago debe ser con carne o sea con la producción de los cerdos que sean faenados en frigoríficos que sean instalados en la república argentina de manera tal que pueda estar apartado de los avatares que puedan significar los subes y bajas que se producen a lo largo de los años, como son los tipo de cambio o algún contratiempo que surja en el mercado mundial y afecte a la producción local; de modo que esto nunca puede afectar en términos normales a la producción doméstica.

Echazarreta cree que lejos de perjudicarse el mercado domestico debería beneficiarse ya que al haber un crecimiento importante de la industria, se generan clústers, mayores proveedores de genética, de tecnología, mayores asociaciones con las universidades, es decir, el negocio adquiere otra envergadura.

Recapitulando el secretario sentencia que; “está garantizado el bienestar animal, el cuidado del medio ambiente, está garantizado que esta mercadería no va a competir con el mercado doméstico”. El único aspecto que  no está todavía conversado son las diversas formas asociativas en las cuales hay que buscar según el lugar de procedencia para que se puedan incorporar los actores locales ya sean productores, industrias.  “No es que no se ha convocado a los productores porque hay un sesgo que pretende que los acores locales no tengan lugar, no. No se los ha convocado aún, imagino yo, porque no están las condiciones conversadas con el inversor chino para ver en qué condiciones participar” agrega.

Infopork: – ¿Cuál va a ser el rol del asociativismo en este nuevo tiempo?

Julián Echazarreta: – Importantísimo. El asociativismo es la solución muchas cosas que no se pueden hacer individualmente y en la provincia de Córdoba hay muchos ejemplos exitosos en materia de producción de cerdos; uno de ellos es la cooperativa COTAGRO que ha creado un criadero de cerdos de mil madres de forma asociativa, la cooperativa de Marco Juarez, entre muchos otros, no solo en Córdoba sino en el centro del país.

Infopork: – ¿Cree que es posible aumentar el consumo interno, están las condiciones dadas?  

Julián Echazarreta: – Para mi es una realidad, hay una confluencia de la actividad de los productores que han mejorado sus producciones, sus calidades, la homogeneidad de los animales que producen, la sanidad de los animales con las industrias que han mejorado su estatus sanitario además de una cuestión cultural, la gente valora más la carne de cerdo: hoy no puede faltar cerdo en un asado. Hay tanto más por hacer y el cerdo tiene mucho para darle al consumidor. Las asociaciones de productores contribuyen mucho a eso.

Creo que se va a seguir incrementando la aceptación y el consumo de cerdo: hace no mucho tiempo estábamos en 6-7 kilos, hoy estamos en 15-16 kilos per cápita. El cerdo tiene un techo muy alto todavía. Más temprano que tarde, si la sociedad evoluciona como en otros lugares el cerdo va a jugar un rol significativo en los nuevos hábitos de alimentación; su ventaja respecto a lo vacuno es la conversión, en los criaderos más eficientes están en poco menos de tres kilos de proteína vegetal para hacer un kilo de proteína animal, esto es un buen numero.

Redacción Infopork