“El mundo será más proteccionista que en el pasado y hay que apostar por todos los lados”

“El mundo será más proteccionista que en el pasado y hay que apostar por todos los lados”

Doctor en Economía Aplicada por la Universidad Autónoma de Barcelona y subdirector de CELAG, Guillermo Oglietti dialogó con Infopork Radio en medio de una semana candente para la economía argentina.

 

Oglietti inicia la charla en el séptimo programa se Infopork Radio con un pequeño diagnóstico de la economía y el rol de la banca argentina: para él, el peso exagerado del sector financiero se convirtió en un problema y es uno de los aspectos que fundamentalmente tiene que cambiar porque si algo necesita el sector productivo argentino para prosperar y recuperarse de la pandemia es crédito. Afirma que la banca argentina, pública y privada son de las más chicas de la región y además la mayor parte de esos activos los dedica a la inversión especulativa. “Entonces a todos esos fondos hay que aumentarlos y ponerlos a trabajar para el sector productivo”, sentencia.

 

Para el economista la Argentina necesita una reforma financiera de carácter urgente, ya que la ley que rige la conducta de los bancos es una ley neoliberal que puso la dictadura argentina y todo país que necesita desarrollo necesita poner al sector que da créditos al servicio de la comunidad. “Argentina no se puede dar el lujo de que el financiero sea un sector rentista, porque necesita orientar el crédito a la actividad productiva y eso es lo que se podría lograr con un cambio en la ley” desarrolla y agrega: “el sector financiero es un sector al que no podemos festejarle la rentabilidad, cuando a alguien del campo o lo que sea le va bien, nos va bien a todos; en el sector financiero es un sector que le brinda insumos a todos los sectores de la economía entonces si ganan exageradamente significa que ese dinero es algo que pierde el resto de la comunidad”.

 

El economista también habla de la restricción externa, la que considera un problema típico de los países en desarrollo, y es la capacidad que tenemos para generar suficientes divisas para importar todo lo que necesitamos como país en desarrollo. “Necesitamos importar desde insulina hasta maquinaria, y cuando más crecemos más aumentamos nuestras importaciones. Por lo tanto, rápidamente tocamos el techo de las divisas disponibles generados sobre todos por el sector agrícola” afirma.

 

El dólar

 

No se puede hablar de la economía argentina sin abordar al dólar, tema que ha vuelto a ser candente en esta semana y Oglietti contextualiza la relación del mismo con el sector agrícola: “el sector del agro es un sector cuyo crecimiento tiene que ver con el nivel de precios de los productos agropecuarios, entonces es un sector cuya oferta crece poco. Da algunos saltos cuando hay una revolución productiva, por ejemplo, la siembra directa o la soja transgénica, eso implica que crece ese techo. Pero ese techo siempre lo alcanzamos porque ese dinero empieza a circular por el resto de la economía y rápidamente las importaciones aumentan. Entonces hay varios mecanismos para logarlo uno de ellos es la producción que te frena la demanda externa, cuando uno empieza a producir de todo empieza a importar menos. Esa es la famosa sustitución de importaciones, un método para ahorrar divisas. Un método que puede resultar muy bueno sobre todo en el mediano plazo”.

 

Según cuenta, otro de los mecanismos es evitar que el dólar se utilice para cualquier cosa y para ello hay que ser muy eficaz usando los dólares con los que se cuenta. “Y el más ineficiente de todos los usos es el ahorro en dólares, que es parte importante de la fuga de divisas que tenemos en Argentina. Hacemos un gran esfuerzo exportador y esas exportaciones nos generan divisas, pero no solo la dedicamos para importar insumos sino a que también la gente ahorre en dólares, así no hay dólares que alcancen” sentencia y señala que es ahí donde se deben crear instrumentos financieros alternativos. Hay algunos avances: plazos fijos indexados en dólares, por ejemplo. “Argentina tiene mucha capacidad de ahorro y se debe lograr que esos ahorros se dediquen en activos en pesos que no presionen sobre los escasos dólares disponibles” finaliza sobre el tema.

 

Insertarse al mundo

 

¿Cómo y a qué mundo puede (y debe insertarse Argentina)? Fue el interrogante en el que derivó la charla con Oglietti. “Para insertarnos en el mercado global hay que apostar por todos los lados” respondió el economista quién además sugiere que primero se debe empezar con la industrialización y luego exportando manufacturas, “pero no sé si llegaremos a competir globalmente porque al primer paso hay que darlo regionalmente. Hoy en día no exportamos manufactura en la región. Los resultados del Mercosur en términos del comercio internacional han sido muy débiles, muy poco favorables para Argentina” declara.

 

Según Oglietti estamos en un mundo que va a ser más proteccionista que en el pasado lo que implica grandes dificultades para insertarse e insiste que mucho más sencillo sería tratar de insertarse en mercados más regionales, pero de todas maneras transmite tranquilidad para los agronegocios: “Por la producción agropecuaria pues no me preocuparía porque somos muy competitivos y es una producción que siempre vamos a poder colocar”.

 

Él asegura que el libre mercado no ha funcionado nunca para América Latina ya que hay mucha dificultad para competir en igualdad de condiciones con Asia, por ejemplo. “La mayor parte de nuestra historia hemos tenido un dólar muy barato, algo parecido a la convertibilidad y en esas circunstancias ninguna industria podía competir. Entonces una de las cosas que tenemos que controlar con mucha precisión es el valor del tipo de cambio. No puede ser un tipo de cambio demasiado bajo que haga que nuestras exportaciones no sean competitivas. Solamente con un tipo de administración de un tipo de cambio muy regulado podremos tener alguna posible inserción internacional en sectores manufactureros”.

 

Es imposible no tener en cuenta el párate que implico la pandemia del Covid 19 en todas las economías por lo que invita a esperar al año que viene para ver cuáles serán las herramientas elegidas para impulsar la economía, pero por el tipo de gobierno sospecha que se propondrá un tipo de modelo basado en el mercado interno.

 

Redacción Infopork