“Obtendremos imágenes del suelo de una calidad que no se compara”

“Obtendremos imágenes del suelo de una calidad que no se compara”

En la quinta edición de Infopork Radio, pudimos dialogar con el ingeniero de Invap Gabriel Achtig, jefe del proyecto SAOCOM1B, que el pasado lunes 31 de agosto puso en órbita el satélite después de 26 años de desarrollo y que pone a la Argentina en la vanguardia mundial en la materia y tiene implicancias directas en la agricultura. 

Este satélite es el segundo del proyecto SAOCOM, el primero (SAOCOM1A) lanzado en el año 2018, fue construido sobre la infraestructura del Cóndor 2 que no fue desguazada y se retuvo a los investigadores de la disuelta Comisión Nacional de Investigaciones Espaciales, en la CONA confluyeron también científicos que venían con experiencia en la Comisión Nacional de Energía Atómica (CONAE) y la empresa estatal rionegrina Invap.

“Es un orgullo como argentino haber podido participar junto a un montón de gente en un proyecto de tecnología competitiva a nivel mundial. Dentro de su gama de productos, el SAOCOM1B como satélite con un radar de apertura sintética es indiscutiblemente uno de los mejores del mundo, sino el mejor porque su antena tiene la mayor superficie en el espacio” comenta Achtig al comienzo. Esta característica del satélite mencionada permite que el satélite pueda obtener imágenes de la tierra y de la humedad del suelo de una calidad que no es comparable con ninguna otra provista por otro satélite.

La tecnología de punta con la que cuenta el satélite le va a permitir medir muy bien la humedad del suelo, uno de los usos principales que se le han detectado es hacer alguna mejor estimación a esa humedad para poder determinar cuánto y cómo usar los fertilizantes que se aplican en los campos. Toso eso permite minimizar costos porque se usa menos fertilizante y como efectos secundarios también positivo es el menos impacto ambiental. También tiene otros usos que tienen que ver con la detección de enfermedades para el trigo por ejemplo y otras prestaciones tienen que ver ya con monitoreo de catástrofes como inundaciones y poder hacer un seguimiento más detallado, el derretimiento de los polos y el monitoreo delos buques pesqueros que se meten en la zona de exclusión de pesca en el océano atlántico.

Achtig no deja de señalar el trabajo realizado por la CONAE, la Universidad de La Plata y las 80 instituciones públicas y privadas que han colaborado en la construcción del SAOCOM. “El esfuerzo que ha hecho la CONAE para coordinar esto es gigantesco y ha dado un gran resultado basado en la visión de Conrado Varotto, un ídolo total de la tecnología argentina” afirma.

Redacción Infopork