Crédito: la clave para que el sector crezca

Crédito: la clave para que el sector crezca

Entrevista a Juan Pablo Ravazzano, Presidente de CAENA y Gerente Comercial de Biofarma. La actualidad de las empresas de nutrición, los números del sector, exportaciones, crédito y perspectivas para el 2021. 

 

El Coeficiente Equivalente Alimento es un tipo de medición del potencial de consumo de alimento balanceado que hay en la Argentina, también se podría decir: lo que consume de alimento balanceado el sector porcino argentino en un año. Este índice es elaborado la Cámara Argentina de las Empresas de Nutrición Animal desde hace varios años y en septiembre fue presentado el correspondiente al año 2019. Así lo explica Ravazzano, actual presidente del organismo, en Infopork Radio.

 

Esta medida que le sirve a las empresas proveedoras de alimentos balanceados y aditivos para saber cuál es el potencial del mercado, mostró una baja en los números del año anterior. Según Ravazzano esto tiene varias explicaciones: “hubo una leve disminución en cuanto a las toneladas que este año da un total de 2,7 millones de toneladas de alimento balanceado; hubo una leve disminución porque el año pasado fueron tomadas una mayor cantidad de madres, hubo muchas granjas chicas que han salido del sistema y además se ajustó un poco la forma de medición, por eso este año nos da levemente inferior al año pasado”.

 

También puede interesarte: “Las exportaciones están traccionando mucho”

 

Según Ravazzano, el mayor factor que ha modificado este índice a lo largo del tiempo es el de la productividad. Diez o veinte años antes, por madre instalada se producían muchos menos kilos de los que hoy se están produciendo y aquí tuvo mucho que ver la eficiencia aplicada a los diferentes procesos de la cadena porcina y una de las consecuencias es la mayor utilización de alimentos balanceados que impacta en el Coeficiente Equivalente Alimento.

 

Ravazzano habla desde el corazón de la actividad ya que es el Gerente comercial de la firma Biofarma y es así que explica brevemente la dinámica del alimento en el sector: El 99 por ciento de las granjas intensivas hoy son auto elaboradoras, es decir, que tienen su fábrica de alimentos, consumen su maíz y hacen su propio alimento balanceado con los microingredientes que le aportan las empresas de nutrición.

 

“Estamos en una buena etapa de exportación de volúmenes de carne por lo tanto se enfoca mucho en la calidad y se trabaja mucho para ello tanto en la parte sanitaria como es el tema de la utilización racional de los antibióticos” opina Ravazzano sobre las exportaciones de cerdo.

 

Si bien los números a la fecha son buenos ya que el precio se recuperó luego de los primeros meses de la pandemia, Ravazzano destaca la incertidumbre de los productores del sector a la hora de invertir: “la posibilidad de invertir en proyectos nuevos va más allá de la coyuntura ya que los productores están trabajando por encima de los costos de producción. Las perspectivas a mediano largo plazo son muy inciertas”.

 

El Médico Veterinario asegura que las empresas de la Cámara tienen mucha capacidad para seguir produciendo y creciendo, pero la economía está muy deprimida como para pensar en un crecimiento del mercado interno; “Las empresas que pueden exportar parte de su producción y si el tipo de cambio las ayuda un poco, van a tener posibilidades de tener mejores resultados” agrega. Aun así, Ravazzano se muestra optimista debido a lo que ha demostrado el mercado porcino a lo largo de los últimos 15 años en los que de tener la necesidad de importar 3 mil o 5 mil toneladas de carne de Brasil hoy se exporta más de lo que se importa y sin ni hablar del aumento del consumo interno que ha habido.

 

Para Ravazzano las claves del crecimiento del sector están en el crédito y los beneficios financieros e impositivos para la actividad de los que hoy se sabe poco: “cuando el sector está bien, cuando se está teniendo rentabilidad y hay un crédito razonable, el sector crece” finaliza.

 

Redacción Infopork.