Ganaderos alemanes alertan de “fase crítica” por peste porcina

Ganaderos alemanes alertan de “fase crítica” por peste porcina

La situación de los ganaderos de Alemania está en “fase crítica” cuatro semanas después de la aparición de la peste porcina africana en el país, a tenor de las declaraciones a dpa del presidente de la asociación del sector, Joachim Rukwied.

“Esta es una fase extremadamente crítica para los criadores de cerdos”, alertó a la vez que hizo hincapié en que los precios habían bajado y que aún no se habían recuperado.

Rukwied añadió que la prohibición de exportación de carne de cerdo impuesta por algunos países asiáticos estaba causando presión en el mercado.

También puede interesarte: ¿Cómo se financia un nuevo modelo?

“Esperamos que los competidores de España, Holanda o Dinamarca suministren a nuestros mercados fuera de Europa, para que así tengamos más oportunidades de comerciar en Europa. En otras palabras, que el mercado se recupere”, enfatizó.

El primer caso de peste porcina africana detectado en Alemania fue confirmado el 10 de septiembre en un jabalí muerto en Brandeburgo. Desde entonces se dieron 50 casos más en la zona cercana a la frontera polaca.

Según el Ministerio Agricultura alemán, las granjas de los ganaderos aún no están afectadas. En respuesta al brote en los jabalíes, importantes mercados de exportación como China impusieron prohibiciones a la importación de carne de cerdo de toda Alemania. No obstante, se trata de una afección no peligrosa para los humanos.

Dentro de la Unión Europea, que supone alrededor del 70 % de las exportaciones alemanas de carne de cerdo, las prohibiciones comerciales se limitan únicamente a las explotaciones agrícolas de las regiones afectadas.

“Este enfoque debería aplicarse también a los mercados no europeos. Por desgracia, el Gobierno alemán no llegó todavía a una conclusión en las conversaciones sobre este asunto”, explicó Rukwied.

El presidente de los ganaderos alemanes también aseguró que los precios no se habían recuperado ni para el cerdo ni para los lechones. En la actualidad, es de 1,27 euros (1,50 dólares) por kilogramo de peso en canal, frente a los 1,47 euros anteriores al brote de peste porcina.

“Este repentino abaratamiento fue prematuro e innecesario”, se quejó, y señaló que había una gran diferencia con el precio de aproximadamente 1,77 euros de España, el mayor productor de cerdos de Europa.

“Tanto los criadores de cerdos como los productores de lechones están actualmente en números rojos. No podrán mantenerlo por mucho tiempo”, se lamentó.

Además, también señaló que hay un “atasco en los mataderos” que debe ser solucionado lo antes posible. La razón de esto es el cuello de botella provocado por los contagios por coronavirus.

“Debemos crear la posibilidad de sacrificar ganado durante los fines de semana y los días festivos. Porque los animales están en los establos y están creciendo”, explicó.

Los grandes estados agrícolas de Renania del Norte-Westfalia y Baja Sajonia, ambos en el oeste del país, anunciaron el viernes que facilitarán trabajar durante el fin de semana.

“Después del impacto inicial, la gestión de la crisis está funcionando sin problemas”, dijo Rukwied respecto a la labor de contención de la peste porcina en Brandeburgo.

Y añadió que los criadores de cerdos de toda Alemania habían estado invirtiendo en medidas de protección de sus instalaciones durante años y seguían haciéndolo de manera continuada, independientemente del Estado.

“Es muy importante que la población también esté alerta y no tire descuidadamente sobras de comida que podrían propagar el virus”, advirtió.

Fuente: udgtv.com