Para el sector, lo peor ya pasó

Para el sector, lo peor ya pasó

Jorge Brunori es una de las caras más conocidas y respetadas en la producción porcina argentina y se hizo un tiempo para dialogar con Infopork Radio brindando un claro panorama del sector y algunas perspectivas a futuro.

 

Que los primeros meses de la pandemia fueron un duro golpe para el sector es un hecho y quién más que los productores para confirmarlo, pero afortunadamente con el correr de los meses la situación pudo revertirse y el cerdo volvió a ganar terreno. A inicios de la cuarentena el precio promedio por capón rondaba los $69 promedio y en los peores momentos se llegó a un piso de $54 lo que generó una pérdida de más del 20%. Según relata Brunori la principal causa de esto fue por el cierre de muchas bocas de expendio, bares, restaurantes, turismo, los cortes se empezaron a acumular en los frigoríficos y eso hizo caer la demanda del productor eso indefectiblemente termina en una brusca caída de precios. Eso puso en jaque la rentabilidad de los pequeños y medianos productores que en esta actividad representan el 80-90%.

 

En junio fue cuando se empezaron a flexibilizarse las restricciones para movilidad y se pudo ver una fuerte reacción del consumo: “habíamos caído más de un 7% y en junio creció muy fuerte y analizando con los datos del mismo mes del año pasado prácticamente estamos con los mismos datos de consumo, es decir hemos recuperado ese terreno perdido y eso se reflejó en los precios” cuenta Brunori. Desde esos $54 por kilo vivo, en dos meses se estaba hablando de más de $100 el kilo vivo, aunque hay que tener en cuenta que los costos también aumentaron. “La recuperación fue casi de un 50% y eso marca como el consumidor se vuelca rápido al cerdo cuando el precio está competitivo” agrega.

 

La disminución de las exportaciones no son un dato menor: las mismas han tenido una drástica caída de más de un 50% tomando en cuenta julio de 2020 y de 2019 acompañadas de un crecimiento de las exportaciones de casi un 60%. “Estamos empezando a movernos en una actividad que vuelca el 96% en el consumo interno y solo el 4% a la exportación, toda esta recuperación de precios que estamos viendo la gran incógnita es si la vamos a poder mantener sin que se afecte el consumo, si puede seguir aumentando, como se va a estabilizar la economía del país, cuestiones que nos dejan expectantes para los meses que vienen” estima Brunori.

 

El MV. confía en que la peor parte de la pandemia pasó, al menos para el sector porcino: “creo que en los próximos meses vamos a estar viendo una recuperación del sector porcino, pero hay una serie de cuestiones que se tienen que analizar que es como se va a recuperar la economía después de esto” Por lo pronto la radiografía actual que Brinda Brunori marca que en dos meses el precio del cerdo subió un 48%, recuperando todo el terreno perdido.

 

Los cañones del sector

 

Brunori se encuentra analizando el proyecto de las inversiones chinas junto al INTA y si bien cree que es una muy buena oportunidad más que nada para el ingreso de divisas sostiene que los cañones del sector son el crecimiento del mercado interno y el aumento de las exportaciones. “Hoy argentina está entre 15 y 17 kilos de consumo anual, pero todos coincidimos que en los próximos 10 años podemos llegar a los 25-30 kilos de consumo por habitante año. Eso significa un crecimiento de algo así como 150 mil madres a las 300-400 mil que hoy tenemos. También tenemos todo por delante en el mercado de exportación, somos el 0.3% de las exportaciones mundiales por lo tanto para adelante tenemos muchísimo para crecer y quien te dice quién en 10 años no estemos con un 70% de nuestra producción destinada al mercado interno y un 30 al mercado de exportación” desarrolla. Para que estos crecimientos se puedan llevar a cabo es necesaria la consolidación de una producción porcina equitativa con pequeños y medianos productores eficientes, organizados, asociados y con una representatividad organizada para dejar claras la necesidad del sector a las autoridades de turno.

 

El debate sobre las granjas china se filtró al debate público y Brunori considera que se trata de algo muy beneficioso para el sector ya que expone algunas cuestiones que el sector tiene que resolver y que la sociedad demanda: el impacto ambiental de las granjas, el bienestar animal, trazabilidad, reducción del uso de antibióticos, entre otros puntos.

 

Al igual que otras voces que desfilaron por Infopork, Brunori destaca la urgencia de comenzar a pensar al país con una nueva matriz productiva, una que agregue valor a la materia prima que produce y que conduzca al desarrollo territorial, el arraigo rural y la generación de trabajo; en este sentido destaca que las intenciones del Gobierno están encaminadas para que así suceda.

 

Redacción Infopork