“El gran salto adelante” de Chaco

“El gran salto adelante” de Chaco

Dialogamos con Hugo Sager, Presidente de la Cámara de Diputados del Chaco, sobre la inversión de 129 millones de dólares que haría la empresa de capitales chinos Feng Tian Food para la construcción de 3 complejos de granjas en la provincia.

 

Según cuenta Sager a Infopork, el gobernador Capitanich habría llegado a un acuerdo de cooperación que permitiría instalar en la provincia de Chaco 3 complejos de granjas, cada uno dotado de equipamiento para el aprovechamiento de residuos, es decir con producción de Biodiesel; esto permitiría transformar alrededor de 32 mil toneladas de soja y algo más de 87 mil toneladas de maíz en carne porcina. En cuanto a empleo privado, cada uno de los tres emprendimientos demandaría unos 300 puestos de trabajo, los mismos se radicarían uno en la zona del sudoeste, que históricamente es productora de porcinos, otro en el centro de la provincia y otro en la zona este.

 

Sobre los tres emprendimientos, Sager da algunas precisiones: “cada complejo tiene 5 granjas, en serían alrededor de 15 granjas en total, cada una llegaría al nivel de las 2300-2400 madres; a su vez cada una de ellas tendría una planta biodiesel, un biodigestor con generación de energía propia y una planta de alimentos balanceados ocupando los granos producidos en la provincia de Chaco”.

 

También puede interesarte: El mal de Río Cuarto

 

A la hora de diagramar los proyectos, Sager cuenta que han recurrido a los estudios creados por la propia Universidad nacional de Noroeste y es con esa información que se han fijado los criterios que deben ser tenidos en cuenta para llevar a cabo la inversión, en donde priman la auto sustentabilidad y el sostenimiento en el tiempo y con el ambiente.

 

Sager es más que consiente de las voces discordantes que se han pronunciado sobre el proyecto, pero cree que a medida que se respeten los criterios establecidos para una producción equilibrada, es factible su concreción conjugando la generación de empleo y el respeto de los criterios ambientales.

 

Otro de los planteos disonantes que reciben esta clase de proyectos son las implicancias que pueden generar en la producción local y sobre este punto el diputado opina: “una producción en la escala que se plantea modifica el tablero productivo, ahora, una cosa no tendría que alterar a la otra. El productor argentino, chaqueño, en esta etapa tiene que garantizar seguir produciendo, segundo en el mismo nivel que lo hace y si se puede, mayor”.

 

El Diputado piensa que de llevarse todo a cabo de la mejor manera, el caso de Chaco puede ser un ejemplo tenido en cuenta para el acuerdo que lleva adelante la Cancillería con el gobierno para la instalación de mega granjas: “estamos en el inicio de este acuerdo, en lo personal no me opongo, es una oportunidad para mejorar la producción y viene muy bien en una provincia donde la generación de empleo privado es una necesidad imperiosa” finaliza.

 

Redacción Infopork