PPA: confirman la circulación de nuevas cepas

PPA: confirman la circulación de nuevas cepas

En una publicación de la revista Life Science, un grupo de científicos chinos hicieron pública una investigación que confirma la circulación de múltiples mutaciones del virus de la peste porcina africana (PPA) en China.

 

La investigación, que fue desarrollada en el seno del Instituto de Investigación Veterinaria de Harbin (China), está apoyada en varios estudios anteriores sobre las mutaciones de PPA y las conclusiones resultan alarmantes.

 

También puede interesarte: El capón: ¿a cuánto y por qué?

Según afirma la investigación, la aparición de mutantes naturales del virus trae aparejado mayores dificultades para el diagnóstico de la PPA y “crea nuevos desafíos de la peste porcina africana”; no obstante, no se trata un descubrimiento “sorprendente” teniendo en consideración la importante población de cerdos de China y el período endémico de más de 2 años.

 

Los científicos que integraron la investigación realizaron un relevamiento en 7 provincias chinas desde junio a diciembre del año pasado, tomando como muestreo unas 3.660 granjas, mataderos y plantas de producción porcina. En las provincias de Hebei, Heilongjiang, Hubei, Mongolia Interior, Jilin, Liaoning y Shanxi, los científicos aislaron y caracterizaron 22 tipos de virus pertenecientes al genotipo II ASFv.

En este sentido, la investigación aseguran que 11 aislamientos “tenían 4 tipos diferentes de mutaciones naturales o deleciones en el gen EP402R y mostraban un fenotipo no hemadsorbente (no HAD)”. Otros 4 aislamientos analizados para determinar la virulencia de estos virus en cerdos tuvieron como resultado que la caracterización de 2 mutaciones igual de letales que las HLJ/18 (el primer tipo de PPA detectado en China); 2 no HAD con una virulencia menor al HLJ/18 pero con una gran rapidez de transmisión.

A su vez, el informe afirma en relación a los otros 2 tipos que “la infección con la dosis de 106 TCID50 fue parcialmente letal y causó una enfermedad aguda o subaguda, mientras que la dosis de 103 TCID50 causó una enfermedad no letal, subaguda o crónica e infección persistente”.

 

De acuerdo a los investigadores, dado que aún no existen vacunas comerciales disponibles para curar o prevenir la peste porcina africana, la contención de la peste depende principalmente de una detección temprana del virus y sacrificio de los animales infectados.

La publicación advierte que la aparición de los virus además de profundizar una crisis existente por la PPA genera “un curso mucho más retrasado y signos leves de enfermedad crónica, mientras que se eliminan continuamente por las vías oral y rectal”.

Por otra parte, el descubrimiento de estas mutaciones del virus retrasa el desarrollo de una vacuna, ya que ahora se deberá trabajar en la investigación de la inmunidad que esta pueda generar contra los nuevas variantes del virus.

Si bien este descubrimiento forma parte de un escenario esperable, el veterinario Dr. E. Wayne Johnson advirtió hace algunas semanas que las versiones mutadas de la PPA llegaron a varios establecimientos porcinos chinos como consecuencia de la aplicación de vacunas falsas.

 

El trabajo de investigación fue escrito por Encheng Sun, Zhenjiang Zhang, Zilong Wang, Xijun He, Xianfeng Zhang, Lulu Wang, Wenqing Wang, Lianyu Huang, Fei Xi, Haoyue Huangfu, Ghebremedhin Tsegay, Hong Huo, Jianhong Sun, Zhijun Tian, ​​Wei Xia , Fang Li, Renqiang Liu, Yuntao Guan, Dongming Zhao y Zhigao Bu, Instituto de Investigación Veterinaria de Harbin, China; y Xuewu Yu, Universidad de Mongolia Interior para las Nacionalidades, Tongliao, China.

 

Fuente: elagrario.com

Instagram Feed
Something is wrong.
Instagram token error.