¿Qué se puede hacer con los antibióticos?

¿Qué se puede hacer con los antibióticos?

Entrevista a Julián Parada, investigador del Conicet y Médico Veterinario: Proyecto resistencia de antimicrobianos en la producción porcina, análisis sobre detección de antibióticos de resistencia en granjas porcinas.

 

Charlamos con el investigador sobre un fenómeno que inquieta, el incremento de la resistencia de las bacterias tanto patógenas como no patógenas y que se vuelve preocupante ya que hay un riesgo real y esas bacterias son las mismas que pueden pasar al hombre. Europa hace varios años tomó cartas en el asunto, y redujo los antibióticos permitido en producción animal.

 

“Ya hemos visto granjas donde uno pone un antibiótico y ya no surte efecto, más allá del riesgo el problema también es productivo” relata el investigador sobre el caso argentino, y agrega: “En los últimos años hemos visto con el uso masivo de antibióticos, a veces no son del todo estratégico, hace que la selección natural se vaya dando hacia organismos resistentes que luego por una característica que tienen las bacterias pueden compartir esa resistencia con otras y se va estableciendo una resistencia particular en cada granja a determinados antibióticos”.

 

Parada reflexiona sobre las responsabilidades del uso desmedido de antibióticos y que muchas veces se aplican sin tener diagnósticos: “a veces no son necesarios, inclusive se ha llegado a utilizar de forma preventiva. Estamos hablando de una droga que es para tratar un problema y eso es lo que ha generado este problema de resistencia masiva. Farmacológicamente tenemos muchos antibióticos pero que pertenecen a pocos tipos, hay familias de antibióticos. Cuando una bacteria adquiere una resistencia, la adquiere para toda la familia. Hay granjas que ya han perdido su capacidad de tratar sus problemas con la mayoría de los antibióticos disponibles del mercado”.

 

“Como consecuencia si uno tiene un problema infeccioso que está causando una perdida productiva a veces no tenés con que tratarlo” relata el investigador que forma parte de un consorcio internacional integrado por la universidad de Bristol, Inglaterra y que localmente incluye al Senasa, Conicet, UNLP y la UNRC. El objetivo de este grupo de investigación es hacer un muestreo representativo de granjas porcinas argentinas para caracterizar cual es la resistencia y a partir de ahí plantear donde estamos y que se puede hacer.

 

Este proyecto que se está iniciando, va a tomar muestras de 40 granjas de la zona núcleo del país; son muestras ambientales, de distintas categorías de animales y se van a evaluar algunas bacterias que se denominan marcadores de resistencia, como la E. Colli. A partir de varios muestreos anuales se va a evaluar cuál es la resistencia presente en esas bacteria y cuantificar como es el uso y tipo de antibióticos que tiene. En este consorcio la idea es evaluar si el diferente uso de antibióticos que puede haber en una granja está relacionado a este surgimiento de bacterias resistentes o no. De esa manera se pueden establecer recomendaciones de uso o medidas de control.

 

Desarrollo de pro bióticos

 

“Dentro de la problemática que vemos de resistencia a antibióticos tenemos que buscar herramientas para tratar de disminuir el uso de antibióticos para perder productividad. Otra línea que desarrollamos es la de aditivos con pro bióticos que mejoren la salud intestinal del animal y a partir de eso tender al uso de menos cantidad de antibióticos” desarrolla el investigador cuando le preguntamos sobre los mismos. Estos pro bióticos con los que están trabajando son levaduras y bacterias aisladas en el país y que son desarrollos tecnológicos nacionales.

 

La idea del proyecto es sustituir el uso de algunos antibióticos, no en el caso de una enfermedad infecciosa donde son sí necesarios, pero si en esos usos preventivos. Un pro biótico es un producto natural, es una bacteria que reaviva la salud intestinal y ejerce su efecto y que además tiene menor impacto ambiental que un antibiótico. El antibiótico muchas veces se elimina de forma activa y eso termina impactando en las bacterias ambientales del ecosistema.

 

“Los pro bióticos evitan ese impacto. Por eso tienen perspectivas de unos interesantes y hemos tenido resultados interesantes y vemos que hasta mejoran la ganancia diaria de peso. La idea es esa generar ciencia rápidamente aplicable y transferible” agrega Parada.

 

Redacción Infopork

Instagram Feed
Please check your feed, the data was entered incorrectly.