Mini pigs: ¿hay riesgo sanitario?

Mini pigs: ¿hay riesgo sanitario?

Los cerdos Mini Pigs son furor en las redes sociales y un fenómeno que crece en la Argentina, una especie de cerdos de pequeño tamaño adoptados como mascotas. Dialogamos con Alejandro Pérez de Senasa para saber la postura del organismo ante la tendencia y cuáles son los riesgos sanitarios de la introducción de los pequeños cerdos al país.

 

La cría de este tipo de cerdos pequeños genera un gris en cuanto a legislaciones y controles ya que se debe abordar el  punto de vista sanitario productivo y también desde los animales de compañía. “Desde el Senasa debemos procurar la sanidad de la producción de los criaderos de estos animales que frecuente mente están en entornos rurales y es ahí donde las condiciones sanitarias deben ser las mimas ya sea para producción genética como para de carne. Ese el principal abordaje con respecto a la cría” cuenta Alejandro Pérez.

 

Según relata el médico veterinario, lo que sucede es que muchas veces estos criaderos no están registrados o no quieren estarlo y eso complica un poco el control y registro. El Senasa desde el 2020 tiene un área de fiscalización y seguimiento de medios digitales la cual dice que es muy efectiva para controlar las publicaciones sobre estos animales: si se detecta que no dan cuenta del registro de su establecimiento, se dan de baja. Esto es un brazo para controlar este tipo de actividades desde el punto de vista sanitario, la otra es la denuncia de criaderos que estén comercializando estos animales.

 

“Los requisitos para ingresar son los mismos que los de los animales de producción, muchos han ingresado de una manera irregular, pero  muchos de esos ahora son nacidos acá y no es posible rastrear cual ha sido el ingreso” responde el especialista al ser consultado por la modalidad con la que ingresaron estos animales al país y agrega que lo que existe son normativas referentes a los controles que son aplicables a estos animales. Del mismo modo, este tema a nivel MERCOSUR ya se abordó y se han hecho normativas referentes al ingreso de animales de este tipo como animal de compañía y también en el caso de que sea para cría.

 

“En muchos países cuesta regularlo  porque son animales de producción que terminan con destino que no es el de producción. El sistema de fiscalización que tiene Senasa está más ordenado y dispuesto a ese tipo de controles que lo que tiene que ver con las mascotas” de clara Pérez.

 

El Senasa no interviene en la parte sanitaria de animales de compañía es decir perros y gatos, ni registra sus movimientos pero si las enfermedades como pueden ser la rabia. El control en el caso de los Mini Pigs se complica porque es un animal de producción que termina con destino de compañía, es un caso complejo de controlar y fiscalizar. “Es importante que los productores o quienes tienen contacto con los lugares de cría de estos animales denuncien para advertir el lugar donde están y uno pueda registrarlos y controlarlo para que sanitariamente estén bien y en regla” agrega Pérez.

 

Las granjas que producen esta clase de cerdos  son en algunos casos ocasionales y otras ya tienen un negocio montado sobre esta producción y muchas veces establecen diferentes mecanismos para no ser ubicados que es lo primordial porque una vez ubicados se pueden tomar acciones y regularizar su situación.

 

“Hay enfermedades que son comunes, el riesgo aumenta con el contacto con las personas, hay enfermedades que pueden aparecer en potras mascotas como los perros y los gatos como salmonelosis, leptospirosis, y otras más específicas del cerdo como la influenza porcina. La influenza se contagia del hombre al cerdo y del cerdo al hombre. Otras más de control del Senasa como Aujeszky que en perros y gatos suele ser mortal y la brucelosis porcina cuyo contacto con humanos puede tener un riesgo respecto a la trasmisión a las personas. Desde el Senasa advertimos a veterinarios de pequeños para que tengan en cuenta estas cuestiones” responde el veterinario al ser consultado sobre el riesgo real y sanitario de la posesión de esta clase de animales.

 

“¿Se recomiendan como mascotas? Sanitariamente tiene que estar controlados, que no tengan ninguna de estas enfermedades, las personas tienen derecho a poseerlo y escapa a la legislación  del Senasa, lo que hacemos en controlar sanitariamente. Si hay evidencia de alguna enfermedad que ponga en riesgo la salud pública se toman acciones.  Son desafíos que tiene el organismo. Queremos llevar el mensaje de advertencia sobre los posibles riesgos” finaliza.

 

Escuchá la entrevista:

Instagram Feed
Something is wrong.
Instagram token error.