Producciones alternativas

Producciones alternativas

Dialogamos nuevamente con el personal de Criaderos Didáctico de Cerdos y Peces del INTA-CTMSG Concordia. Entrevista a Juan Pablo Hegglin sobre las oportunidades de una producción sustentable y el uso de subproductos para la alimentación.

 

A partir del Proyecto Estructural Producción Sostenible y Sanidad Porcina, de carácter nacional, se creó un criadero didáctico de cerdos ubicado en el Campo El Alambrado (Concordia) que trabaja con una producción no tradicional, en la que cada cerda madre produce 16 lechones distribuidos en dos partos a lo largo del año.

 

En el criadero se trabaja con un modelo a campo sobre “campo natural”, dividido en potreros con cercos eléctricos de 1500 metros cuadrados por madre en producción. Este sistema está centrado en la producción de lechones si bien algunos hacen capones para embutidos. El agua se distribuye por caños comunes con la utilización de chupetes. En el caso del alimento se trata de una ración balanceada casera con subproductos de la zona, derivados de arroz, que se va corrigiendo con harina de expeller de soja de acuerdo a la categoría del animal.

 

Sobre la sanidad del sistema, el ingeniero agrónomo explica: “Tenemos un tratamiento sanitario antiparasitario y enfermedades reproductivas, no hacemos otro manejo más que algún tratamiento antibiótico y no hemos tenido problemas sanitarios graves. Los animales manifiestan su comportamiento natural, están al aire libre, no hay posibilidades de que haya mucha carga de enfermedades al estar en superficies amplias. Este manejo que prioriza el bienestar animal disminuye los tratamientos sanitarios”. El especialista remarca que esta clase de sistema no es aplicable a todos los tipos de producción: “no se puede pensar tener 500 madres a campo; estas ideas no se recomiendan para más de 50 o 60 madres o bien armar núcleos de esa dimensión”.

 

“Creo que nadie quiere hacer daño en el ambiente, es una cuestión de cómo están encarados los sistemas desde el principio como se hace el manejo, el tratamiento de efluentes. Tiene que ver como se encara el proyecto de entrada, aunque es posible ir modificando paulatinamente los sistemas para evitar problemas de contaminación” asegura Hegglin al ser consultado por las inquietudes medioambientales con las que se acercan los productores.

 

Dentro de las actividades de extensión, se diseñaron capacitaciones en distintas modalidades (cursos largos, clínicas de tres días, visitas guiadas, pasantías de estudiantes, tesis de grado y posgrado, jornadas para técnicos). A su vez, atienden consultas permanentemente y se generan materiales didácticos (artículos de difusión, fichas, planillas de cálculo, artículos para congresos). “Tenemos visitas guiadas al criadero, que con la pandemia se han suspendido. Ahora pensamos armar un curso virtual” apunta el ingeniero sobre la situación de estas semanas.

 

Sobre la situación coyuntural, Hegglin señala: “no estamos ajenos a la variación de los precios de los commodities pero no nos afecta tan directamente como a un criadero más grande. Uno de los ejes de nuestro trabajos es encontrar alternativas a los planteos nutricionales que se usan tradicionalmente y por eso a veces salimos favorecidos. Entendemos que no en todas las regiones hay subproductos disponibles”

 

Escuchá la nota completa:

Instagram Feed
Something is wrong.
Instagram token error.