“La llave del asociativismo está del lado de adentro”

“La llave del asociativismo está del lado de adentro”

Dialogamos con el Médico Veterinario Raúl Franco en la previa a su exposición en la 11 Jornada de la Cadena de la carne porcina, organizada virtualmente por la Filial Oncativo de la Federación Agraria Argentina.

 

“Un poco la idea de la jornada es transmitirle conceptos que en realidad siempre han tenido. Ya hemos pasado diferentes crisis, ya sea por devaluaciones o bajas en el consumo, como fue la gripe porcina en 2009.  La idea es dejarle en claro al productor que no hay una sola estrategia para utilizar en momentos críticos como este.  Ese es mi principal mensaje, la guerra se pelea en tiempos de paz. Tenemos que estar siempre capacitándonos, viendo tecnologías y trabajar en el costo todos los días para que cuando lleguen momentos críticos nos agarre bien parados” adelanta el especialista sobre su presentación.

 

Franco propone abordar el tema costos de una manera muy interesante y desde dos visiones: uno tranquera afuera y otro adentro.

 

Con “Tranquera afuera” se refiere al funcionamiento de las tres “E”: eficiencia, escala y especialización. Se trata del precio del grano, precio del capón, es decir cuestiones en las que no se puede interferir y el productor es solamente tomador de esos precios. La única forma de interferir allí es buscando esa escala y esa eficiencia. Una de estas maneras es el asociativismo y demás. El norte debe ser lograr una cadena inclusiva, sostenible y que logre las tres e.

 

Tranquera adentro es el trabajo diario de adquirir tecnología, prestar atención a la alimentación, las conversiones, tener números finos de tazas de parto, etc. Todo lo que hace bajar el costo porque eso si depende de cada productor y cada situación.

 

Estrategias

 

“No es necesario estar cambiando tanto las estrategias, uno tiene que apuntar a un objetivo productivo, no es algo que se logra de un día para el otro. Son tecnología de procesos, mas allá de la tecnología de insumos” explica el veterinario y agrega: “La eficiencia no depende de la escala, puedo tener cinco madres y ser eficiente. Pero con la escala se puede impactar en el mercado para obtener un mejor precio utilizando alguna herramienta de asociativismo para tener volumen y acceder a un mejor precio en el mercado”.

 

El Médico Veterinario sigue en clave optimista y esperanzado con la porcicultura local ya que, según explica, el productor argentino tiene la capacidad de producir granos, algo que no se da en todos los países y cree que es lo que ayuda a que los productores se sostengan a pesar de las dificultades.

 

“El impulso ese que falta es más proceso que inversión. Tomando como proceso al trabajo y la predisposición, encontrando ese punto de encuentro dónde los una para lograr estos objetivos. Como técnico también tenemos responsabilidad en esto, buscar herramientas para que los productores sepan cómo unirse. Pero la llave del asociativismo está del lado de adentro, por más que uno quiera incentivarlo si el productor no está convencido de lograr esta escala a través del asociativismo, es algo que cuesta”, opina y además sentencia: “El sector creció por inversión propia”.

 

Precios

 

Franco explica que el precio del cerdo no reacciona tan rápido al aumento de los costos del capón, lógicamente menos ahora con la retracción del consumo y un problema económico general. “Pero no es tan mala noticia, antes el problema del capón era que el precio estaba frenado cuando la economía crecía entonces sí nos sentíamos como un sector relegado; pero la buena noticia es que el sector porcino ya está incluido en la economía de lleno. Entonces lo que está sufriendo este precio del capón, que no se recupera, está vinculado a lo que ya sabemos que es el poder adquisitivo de la gente” argumenta.

 

El entrevistado también hace un planteo muy interesante: “El precio tiene que ver y mucho pero también veo algo generacional: una persona de 70 años consumió carne vacuna toda su vida, ahora una persona de mi generación hemos consumido carne de vaca y pollo, ya es una cuestión generacional. Las familias y los jóvenes de hoy empezaron a incorporar en los últimos 10-15 años carne de cerdo al consumo diario. Eso ayudado con los precios va a hacer que el consumo de cerdo siga instalándose de generación en generación”.

 

El especialista además se refiere a la tradicional retracción del consumo de estos meses. “Con todo este contexto de aumento de los comodities tenemos que mantener firme el timón, prestar atención a cosas que realmente que uno dejo de darle atención. Saber que estas cuestiones de bajar costos es algo que tenemos que hacer todos los días y ahora con más razón. No me cabe duda que el sector porcino va a tener un futuro muy próspero en los próximos años porque el consumo va a aumentar” confía optimista.

 

Si bien Franco no duda de la importancia del mercado exportador, inclusive por cuestiones de peso político, también plantea que en general los fuertes productores de cerdo son fuertes consumidores: “Miremos el caso del pollo que va unos 10-15 años adelante nuestro y a este proceso lo ha transitado también, y también uno mira como es el sector porcino en los países con fuerte producción, y hay un consumo interno consolidado. La producción se basa en un fuerte consumo interno”.

 

Redacción Infopork

 

Instagram Feed
Something is wrong.
Instagram token error.