Ventajas de los mini pellets en recría

Ventajas de los mini pellets en recría

El peletizado de los alimentos iniciales para cerdos es una práctica común de las empresas de nutrición animal de Argentina. Este proceso consiste en la aplicación de calor, humedad y presión al alimento.

 

En general este proceso resulta en una mejora de la eficiencia de conversión del alimento. Además, mejora la digestibilidad de nutrientes presentes en el alimento.

 

Existen múltiples investigaciones y publicaciones en donde se evalúan los beneficios de la implementación alimentos peletizados en las etapas iniciales de la vida de los cerdos.

 

La ventaja que se obtiene en la eficiencia de conversión al peletizar el alimento se debe en parte a la mejora de la digestibilidad de los nutrientes (Smits et al., 1994) y en parte a la reducción del desperdicio de alimento. En cuanto a la mejora en la digestibilidad, el peletizado del alimento requiere de granulometría fina previa de los ingredientes, aumentando el aprovechamiento de los nutrientes.

 

De todos modos, en condiciones de campo, la reducción del desperdicio de alimento explica más que la mejora en eficiencia de conversión que, la digestibilidad de los nutrientes por el tratamiento por calor. Por tanto, las mejoras del granulado serán tanto mayores cuanto peor sea el manejo del alimento y el diseño de los comederos (Mateos et al., 2005)

 

En esta imagen se puede observar el desperdicio de alimento en harina en lechones recién destetados. 

Traylor et al. (1996) estudiaron el efecto del peletizado sobre la productividad en lechones de 5,4 kg de peso vivo. Durante los primeros 5 días del ensayo los lechones que consumieron pellets tuvieron una de conversión 29% mejor (P < 0,001) que los lechones que recibieron alimento en harina. Sin embargo, las mejoras obtenidas disminuyeron rápidamente con la edad, de forma que a los 29 días del ensayo la mejora en la conversión fue solo del 3%.

En la tabla siguiente se muestran los resultados del efecto del peletizado sobre la productividad en lechones de 21 a 42 días de edad (Medel et al., 2004).

Como se puede observar, no existen diferencias significativas en cuanto a la ganancia diaria de peso de los lechones que consumieron alimento en harina vs pellets, pero si hay un resultado significativo en el consumo diario de alimento y en la conversión alimenticia del alimento en forma de pellets.

 

Un punto para considerar es que el alimento en pellets puede generar una demora en el inicio del consumo pos-destete, en comparación al alimento en harina. Este punto es muy importante, ya que después del destete se presentan cambios que conducen a una disminución en el consumo de alimento, por la confluencia de una serie de factores que llevan a un estrés nutricional, lo cual tiene como consecuencia la atrofia en las vellosidades intestinales, disminuyendo la capacidad del lechón para digerir y absorber los nutrimentos necesarios para un óptimo desarrollo. La disminución en el consumo voluntario también produce una reducción en la actividad de las enzimas pancreáticas e intestinales, por la falta del sustrato necesario para su acción. Por este motivo, el rápido consumo de las primeras fases de alimento sólido acelera los procesos de adaptación y permite que los animales comiencen a recuperar el crecimiento del tracto gastrointestinal y con ello sus funciones digestivas.

 

Para poder aprovechar los beneficios del peletizado en la eficiencia de conversión, durante las primeras fases de alimentación de los cerdos, desde Teknal recomendamos realizar una transición gradual desde el consumo de leche materna hacia el alimento solido en forma de pellet, lo cual implica suministrar pequeñas cantidades de alimento Prestarter 7 días antes del destete. Esta practica de manejo permite que los cerdos reconozcan rápidamente el alimento luego del destete y de esta forma podemos minimizar los problemas digestivos relacionados al retraso del consumo.

 

Podemos concluir que el peletizado de los alimentos iniciales es una práctica aconsejable ya que, reduce el desperdicio de alimento y mejora la eficiencia de conversión. Si tenemos en cuenta que estos alimentos son los más costosos de todo el ciclo productivo, el beneficio económico obtenido por la mejora en la conversión es realmente significativo. Además, este proceso también permite la higienización del alimento reduciendo el rechazo al consumo por alimento en mal estado y posible incidencia de enfermedades gastrointestinales.

 

Autor: Méd. Vet. Facundo Degano  – Departamento de cerdos de Teknal

Instagram Feed
Something is wrong.
Instagram token error.