Menos porcentajes y más números

Menos porcentajes y más números

El pasado martes 7 de junio tuvo lugar en uno de los salones de la Sociedad Rural de Río Cuarto la “Jornada regional de producción porcina” organizada por las firmas Teknal y Vetanco.

 

El cronograma de disertaciones estaba compuesto por la MV. Fernanda Jabif quién desarrolló sobre el impacto productivo de la salud intestinal del cerdo, el MSC Dante Chicarelli sobre los nuevos desafíos que plantean las camadas numerosas y como cierre, la disertación del MV Carlos Peñafort desarrollando sobre las relaciones humanas en la granja porcina.

 

ERP

 

Dante Chicarelli es Coordinador técnico del equipo de cerdos de Teknal, y se desempeña en la empresa ASN como responsable de exportación en España. Aprovechando su visita en la Argentina se llegó hasta Río Cuarto para disertar sobre el desafío de poder medir los resultados productivos y los objetivos planteados para mejorar la productividad.

 

También puede interesarte:  100 años de la Asociación Argentina de Productores de Porcinos

 

“Si bien hay varios tableros de control o mapas de producción de acuerdo al profesional, lo que tratamos de supervisar tiene que ver con la productividad numérica: maximizar la productividad numérica del sitio 1 y el ERP sería dividir la medición de objetivos en tres pilares: estructura, ritmo de producción y productividad” explica Chicarelli a Infopork. Al consultar sobre el significado de ERP, indica que se descompone así:

 

  • La estructura tiene que ver con el censo, y la importancia de mantener un censo acorde a la granja y eso tiene mucho que ver con la reposición y la taza de retención.
  • El ritmo de producción está enfocado a objetivos de gestación, tiene que ver con partos por hembra por año y eso va de la mano con los días no productivos y la taza de parto. Son varios indicadores que nos permiten hacer una visión rápida de cómo está la granja y cómo va evolucionando y eso nos permite trabajar sobre un tablero de control visualmente amigable y que toda la gente pueda participar de ese diagnóstico y de la toma de decisiones hacia la mejora. 
  • Productividad: está enfocado en maternidad, los indicadores de ella y lo que tiene que ver con los nacidos totales, vivos y muertos, la mortalidad durante lactación y el número de destetados; básicamente destetados por hembra por año que es lo que buscamos como máximo desafío que es la productividad numérica de Sitio 1. 

 

Chicarelli aconseja e insiste en la utilización de números y no de porcentajes en el día a día de la granja y lo explica: “Es una cuestión de preferencia a la hora de la facilidad para analizar los números, nos parece muy interesante que sea amigable con el personal, que el equipo entienda cuales son los objetivos, y que estos sean claros y fácilmente medibles. Esto es mucho más amigable porque los integrantes de cada equipo de la granja empiezan a entender cómo se mide su trabajo y qué es lo que tienen que mirar en cada fase de su etapa productiva y trabajo dentro de su sector y ellos mismos se empiezan a medir. Esa auto gestión se traduce como mejora de resultados productivo”.

 

Aprovechando su presencia y trabajo en ambos países, le consultamos a Dante sobre los puntos en común y de mejora que ha podido registrar con sus labores tanto en España como en nuestro país, a lo que confiesa que no ve ninguna diferencia y Argentina no tiene nada que envidiarle a ninguna granja del mundo. “Acá se trabaja muy bien y hay mucha tecnología que también permite seguir avanzando. Las diferencias que se ven es en el tamaño y la matriz productiva, en España el 70% son integraciones, algo de cooperativas y algo de ganaderos independientes. Acá hay grandes empresas pero también granjas familiares, lo que le hace muy bien al sector. Repito: Argentina no tiene nada que envidiarle a ninguna producción porcina del mundo” declara. 

 

Relaciones humanas

 

Como cierre de la jornada se abordó un tema que cada vez más se cuela en las agendas de capacitaciones, las relaciones humanas. Para esto se convocó al Médico veterinario Carlos Peñafort, que si bien se dedica a la producción vacuna, su trabajo de campo lo ha llevado a involucrarse en las temáticas relacionadas a la gestión del personal y las relaciones en la granja. 

 

“Un día me convocaron de un criadero de alta tecnología para conversar sobre aspectos vinculados a la mejora continua del proceso. Había cuestiones vinculadas a alcanzar determinados objetivos que claramente no pasaban por cuestiones de tecnologías e insumos sino de procesos. Conversando con estas personas les propuse hacer lo mismo que  hacemos con cualquier otro proceso que es conversar con la gente y darle importancia o valor a las relaciones humana y terminar en una herramienta que se llama Conversaciones de desempeño en donde establecemos los márgenes de progreso y los acuerdos necesarios con las personas. Este mecanismo tiene que ver con la elección de las personas de comprometerse a algo y al comprometerse le pone lo que corresponde y un cachito más” explica Peñafort sobre su introducción a la temática. 

 

Con una charla muy amena e interactiva Peñafort pudo plantear un tema no menos serio: las relaciones humanas como un factor de producción. 

Instagram FeedPlease check your feed, the data was entered incorrectly.