El fin de la media res

El fin de la media res

A partir del próximo mes entra en vigencia una nueva normativa para el manejo y traslado de los cortes porcinos y vacunos. ¿Cuál es el objetivo? ¿De qué se trata?  Las voces de la cadena en esta nota. 

 

Desde el 1° de noviembre se eliminarán las medias reses y la carne llegará al consumidor a través de un troceo o cuarteo de los animales en piezas de un peso inferior a los 32 kilos. La medida se aplicará a través de la una Resolución conjunta de los ministerios de Trabajo, Agricultura, y Desarrollo Productivo, que en su momento generó profundas diferencias en la cadena.

 

Esta resolución afecta a las carnes vacuna y porcina obligando a cambiar el formato y distribuir la carne en trozos de no más de 32 kilos, como una manera de mejorar las condiciones laborales del sector y también de hacer una asignación más eficiente de cortes entre comercios.

 

También puede interesarte: Tener un plan 

 

Los frigoríficos exportadores, que están a favor de la iniciativa, señalaron que la misma beneficiará a los trabajadores, que dejarán de cargar sobre sus hombros cerca de 100 kilos de carne, provocará ventajas económicas, se garantiza una mayor seguridad sanitaria ya que evita que la carne se arrastre por superficies cuando baja del camión hacia el punto de venta, y se mejorará la eficiencia del sector y de esa manera generar una baja de los precios en los mostradores.

 

En abril de 2020 la Superintendencia de Riesgos del Trabajo estableció que toda manipulación, transporte y distribución de productos cárnicos, cuyo peso sea superior a los 25 kilos “se deberá realizar con la asistencia de medios mecánicos adecuados”. Una resolución de 2021 elevó ese parámetro a los 32 kilos.

 

Si bien la medida no es sorpresiva, sino que dispuso un tiempo de adaptación y una prórroga, en la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (Camya) aseguran que es “totalmente inviable”. Su titular, Leonardo Rafael, pidió su “suspensión” hasta tanto se encuentren soluciones “viables y sustentables en el tiempo”.

 

Volver a las fuentes

 

“En el sector porcino pasa una ironía, hasta hace 10-12 años atrás todo salía cuarteado del ciclo 2. El sector porcino tenía un ciclo 1 donde se faenaba y se podía hacer el ciclo 2 dentro del mismo establecimiento o si no tenía un ciclo 1 y después se levaban a los matarifes que tenían ciclo 2 donde se despostaba” relata Juan Luis Uccelli, consultado por esta cuestión. “Hace diez o 12 años empezó la moda de la media res, eso generó menos mano de obra porque el desposte implica menos trabajadores, y empezó a repartirse. La verdad que sirvió y sirve hoy en día porque un porcentaje bastante alto de los cerdos se venden como media reses, el mismo carnicero hace el desposte y todo eso” agrega.

 

Uccelli señala un primer inconveniente ya que el nuevo límite del troceado son los 32 kilos, y hoy una media res de cerdo – un animal de 110 kilos –  está pesando entre 40 y 45 kilos, es decir que se sigue fuera de los 32 kilos permitidos. “Si hubiera que hacer algún corte y se dividiera la media res a la mitad, estaría por debajo de los 32 kilos; personalmente no creo que se pueda cortar a la mitad, pero seguramente va a haber una readecuación de esto para hacerlo” apuesta el consultor.

 

Lo que sí asegura Uccelli es que en esta primera parte los controles van a ir dirigidos a la carne vacuna ya que es el problema más serio, las media reses pesan 100 – 110 kilos. “Lo que estamos advirtiendo es que hay que poner las barbas en remojo. Y empezar a trabajar para hacer lo correcto que no es raro para el sector porque se hacía antes.  Es volver un poco a las fuentes que tenía el sector porcino” finaliza.

 

Redacción Infopork

Instagram FeedPlease check your feed, the data was entered incorrectly.