Nutrición de precisión y sustentable

Nutrición de precisión y sustentable

Dado el aumento de precios de las materias primas la alimentación representa el 70 % del costo de producción del cerdo, donde en el engorde se producen la mayor cantidad de kilos, se consumen más del 50 % del alimento, definiéndose la rentabilidad.

 

Con la aparición de la hiperprolifidad se destetan más de 32 lechones/hembra/año, produciendo alrededor de 4000 kg de carne/hembra/año.

 

Con estos números se debe realizar una nutrición de precisión y sustentable para poder expresar todo el potencial genético.

 

Uno de los factores más importantes es determinar el consumo de alimento en las diferentes etapas para poder suministrar los nutrientes diarios necesarios para optimizar las diferentes curvas de crecimiento y la deposición de tejido magro.

 

También puede interesarte: Sacar una renta del efluente: ¿Cuál es el secreto?

 

Para hacer una nutrición sustentable debemos maximizar la rentabilidad, bajo normas de bienestar animal, cuidar el medio ambiente y darle seguridad alimentaria al consumidor final.

 

Algunas de las herramientas para maximizar la rentabilidad es la elaboración de programas nutricionales multifases, dietas diferenciadas por sexos, inmuocastracion, formulación de dietas con niveles de energía adecuada, molienda fina y materias primas de calidad, siendo en Argentina a base de maíz y soja pudiendo incorporar otros cereales como cebada, trigo o sorgo.
Se utilizan los programas de alimentación libres de antibióticos, reemplazando los mismos por aditivos naturales como los aceites esenciales de plantas, prebióticos y prebióticos, favoreciendo una alta salud intestinal para lograr una correcta asimilación de los nutrientes.

 

La formulación incluye bajos niveles de proteína bruta, pero manteniendo la proteína ideal con la incorporación de más y nuevos aminoácidos, enzimas biológicas y bacterias benéficas que mejoran la digestibilidad y disminuyen la eliminación al medio ambiente disminuyendo la huella de carbono.

 

En resumen, con los actuales programas de alimentación porcinos debemos ser sustentables haciendo una nutrición precisa para cada etapa de producción suministrando los nutrientes adecuados para expresar todo el potencial de crecimiento y deposición de carne magra, para lo cual debemos contar con una alta salud intestinal.

 

M.V. Jorge Labala
Gerente Técnico Vetifarma S.A.

Instagram FeedPlease check your feed, the data was entered incorrectly.