“Los productores porcinos están llamados a ser protagonistas del modelo de país que viene”

“Los productores porcinos están llamados a ser protagonistas del modelo de país que viene”

Es imposible pensar un modelo de economía circular que agregue valor, que tenga la capacidad de exportar y en un contexto complejo, como es el de pandemia, sin un soporte creditico a la altura de las circunstancias. Para saber cuáles son las posibilidades de los productores argentinos en este sentido, Infopork dialogó con Matías Tombolini, economista y Vicepresidente del Banco Nación sobre las alternativas de créditos y los planes del Banco de cara al desarrollo de las cadenas de valor.

El Banco Nación ha estado históricamente ligado con la producción y tal es así que dispone de un conjunto de líneas de crédito destinadas a la recomposición de capital de trabajo; entre las líneas tradicionales que se desplegaron en el contexto de la pandemia están las que ofrecen financiamiento a 18 y 24 meses con una tasa de interés del 24 por ciento, hasta el equivalente a dos meses y medio de facturación, para actividades esenciales y exceptuadas. Para lo que tiene que ver con transformación productiva en lo que hace a la posibilidad de adquirir tecnologías para trabajo, geolocalización, etc., están los créditos a la misma tasa, los cuales son a tres años con amortizaciones de carácter semestral y luego estrictamente hablando sobre empresas que tienen que ver con el segmento agropecuario se puede mencionar la línea 593 que es exclusivamente para la adquisición de maquinaria agrícola o industrial, de fabricación nacional, y cuenta en este sentido con una financiación de tasa fija (25%) los primeros dos años por hasta 15 millones de pesos. El economista en su descripción también nombra al tradicional crédito de tasa Pellegrini de adquisición de maquinaria agrícola de producción nacional por bienes de capital y la línea 700; en este caso se trata de todas líneas de apoyo que tienen badlar +5 puntos, badlar +10 puntos. “Lo que tiene que ver con los créditos de la línea Covid lo que se busca es tratar de darle el apoyo que nuestra industria necesita ofreciendo tasas diferenciales que de alguna manera ofrecen una buena oportunidad para la reconstrucción de capital de trabajo” comenta el economista sobre las facilidades que ofrece el banco más específicamente en el contexto de la pandemia del Covid.

Tombolini considera que la posibilidad de trabajar de manera conjunta con los sectores que más valor agregado ofrecen es el desafío que tenemos los argentinos por delante, y no deja de mencionar los obstáculos que tuvieron que sortear los productores los últimos años como fueron las amenazas del ingreso de carne porcina de orden canadiense, hará poco más de un año. Su idea es poder trabajar fuertemente con ese sector y con otros que permiten que la Argentina agregue valor y el financiamiento para que esto suceda responde a la priorización de los sectores como los productores porcinos que: “están llamados a ser protagonistas del modelo de la argentina que viene, que es el modelo que vincula la capacidad de agregar valor, de usar el aprendizaje que tiene el sector desarrollado en la materia y además generar dólares en una economía que siempre lo necesita” agrega.

Si bien el sector agroindustrial fue considerado una actividad esencial desde el inicio de la pandemia y su actividad no se vio interrumpida, Tombolini considera que sería un error no comprender justamente la relevancia del mismo y minimizar las problemáticas también sufridas y algunas de las condiciones adversas con las que tiene que lidiar como es la de contar con un mercado interno constituido pero pequeño.

El economista aprovecha el diálogo para dejar en claro cuál es la posición de la institución de la que es Vicepresidente: el Banco Nación tiene claramente como objetivo recuperar una política productiva que haga foco en el trabajo y no en la “hiper financialización” que es lo que teníamos como modelo anterior; hoy la tasa es un tercio de lo que era hace un año justamente porque lo que se busca es recuperar un modelo que agregue valor en un contexto por supuesto totalmente disto pico y único pero que allí es donde está planteado el desafío ahora” concluye.

Redacción Infopork