Perspectivas para el nuevo año: “Hay que tener los números muy claros para el 2023”

Perspectivas para el nuevo año: “Hay que tener los números muy claros para el 2023”

El mercado interno golpeado por la disminución del poder adquisitivo, aumento de costos de producción, y un escenario internacional de estanflación, son las variables con las que el economista Carlos Seggiaro recomienda atender al máximo los números del año venidero. En una entrevista exclusiva con Infopork, el economista Carlos Seggiaro analiza la economía doméstica e internacional de cara al próximo año.

 

Infopork: ¿Qué proyecciones realiza para el próximo año respecto de la cotización de dólar y la inflación?

 

Carlos Seggiaro: Para enmarcar lo que puede suceder con el dólar y las tasas de interés, hay que tener en claro que en el país existe un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional con pautas explicitas que hay que cumplir con respecto a estos dos temas. Las pautas sobre el tipo de cambio oficial y el mercado de cambio, es que el dólar tiene que ir subiendo acompañando la inflación.

 

Esto es lo que el gobierno Argentino y el Banco Central están haciendo en los últimos meses, si miramos la inflación del Indec y el dólar mayorista, vemos que va en línea, a veces incluso un poco por arriba. La tasa nominal del plazo fijo es de 75% anual, pero la efectiva es de 107 con una inflación que va a estar en el 100%. Hay gente que se olvida en el análisis de que la Argentina está cumpliendo un acuerdo a 3 años que marca la cancha.

 

Pero hay también un combo de factores que están dando vuelta a nivel nacional e internacional que plantea un escenario complicado para el funcionamiento de la economía Argentina para el 2023. Por un lado una economía mundial que está mal, con un escenario que no se veía hace 40 años en donde hay situación de estanflación, es decir recesión acompañado de inflación, probablemente esto va a durar todo el año que viene. Esto sin dudas es una mala señal para el mundo y para la Argentina porque ya hemos visto que plantea una debilidad de los precios de gran parte de los productos, entre ellos la proteína animal que se está debilitando porque la demanda mundial está jugando en una situación de debilidad.

I.: ¿Y en ese contexto que pasó con los granos?

 

C.S.: Todos los commodities fueron a la baja en la economía mundial, el trigo cotizó a U$S500 dólares hace 6 meses en Chicago y ahora está a U$S280, y desde el lado de la demanda no se puede esperar nada.

 

 

I. Puntualizando sobre la economía Argentina ¿cuales son las expectativas?

 

C.S.: Al tener que cumplir con el acuerdo se expresa una política de ajuste, aumento de la tasa de interés y ajuste fiscal. La economía argentina se está enfriando desde hace algunos meses y probablemente termine en un escenario de recesión el año que viene, todo eso con alta inflación, porque probablemente baje la inflación el año que viene, pero es irrelevante, porque discutir si la inflación es del 80% o el 100% en realidad significa que la inflación seguirá siendo altísima y eso condiciona el poder adquisitivo de millones de personas.

 

El escenario es de desaceleración económica, casi recesivo con alta inflación, ninguna posibilidad de aumento del poder adquisitivo, con efecto de la sequía y todo lo que representa un año electoral en términos de incertidumbre, lo que desalienta la inversión, veo el escenario más complicado de los últimos años exceptuando el 2020, con una recuperación planteada para el 2024.

 

I.: Hay algún dato específico que tener en cuenta para el sector porcino?

 

C.S.: El sector de carne vacuna esta viviendo casi la tormenta perfecta, mercado interno débil, precios internacionales disminuyendo, aumento de los costos medidos en dólares y aumento de la oferta de carne en pie, como consecuencia de que hay productores que no resisten la carga animal porque no hay pasturas y salen a vender. Hoy el sector ganadero está en un proceso de liquidación de carne, que compite con la carne de cerdo, la recuperación se va a dar en el segundo cuatrimestre del año que viene.

 

También puede interesarte: Los 10 países que comen menos carne 

 

Específicamente en los porcinos hay que ver el riesgo de restricción de ingreso de productos importados como núcleos, el maíz que hoy el productor se está preguntando de donde y a qué precio va a pagar en marzo, y un aumento de costos.

 

La recomendación que le hago a los productores porcinos es sean cautelosos en la toma de decisiones, no se pongan a hacer inversiones sin seguridad y claridad en lo que van a hacer. No pierdan liquidez porque las tasas de interés son altísimas, y quienes queden descalzados financieramente van a pagar las consecuencias.

 

Lo que hay por delante es un aumento de costos que van a influir negativamente en la rentabilidad, me preguntaban si se puede apostar al sector y digo que sí, pero no mañana ni la semana que viene, hay que tener muy claros los números en el 2023 porque va a ser un año muy difícil para todos los segmentos de producción animal.

 

 

Redacción Infopork

Instagram FeedPlease check your feed, the data was entered incorrectly.