Menú Cerrar

IMPACTO PRODUCTIVO DE LOS CAMBIOS EN EL PLAN SANITARIO DE UNA GRANJA ANTE UN CUADRO DE ALTA MORTALIDAD

Autores: Cappuccio J; Gonzalez C ; Bernaus A; Gastaudo A; Dibarbora M, Quiroga A, Goñi D; Bartoli F; Perfumo C.

Fuente: Memorias del Congreso Nacional Porcino 2016, Resistencia (Chaco)

INTRODUCCIÓN

Es frecuente en los sistemas de producción de cerdos, que la situación sanitaria sea muy cambiante y la manifestación de cuadros subclínicos en clínicos alteren los índices de producción y, por consiguiente, el beneficio económico de la empresa. Ante situaciones de incremento de mortalidad suelen indicarse cambios abruptos en los planes sanitarios (medicación, vacunación) y en general de manera empírica. Mas aún, el impacto beneficioso o no de los mismos en general no se evalúa ni se reporta.
El objetivo del presente trabajo fue analizar el resultado productivo resultante de los cambios en los planes de vacunación y medicación en una granja ante un cuadro de alta mortalidad.

MATERIAL Y MÉTODOS

El caso se presentó en una granja de 2000 madres de 3 sitios. El porcentaje de mortalidad promedio en 2014 y enero/ febrero de 2015 se consignó alto en sitio destete y engorde, 2,94 y 6,27% respectivamente. En los meses de marzo / abril de 2015 se incrementó la mortalidad en el destete y se mantuvo alto en engorde (6,12 y 6,27 % respectivamente).

El plan sanitario vigente consistió en vacunación contra PCV-2 a los 19 días y vacunación contra Mycoplasma hyopneumoniae (Mh) doble dosis 18 y 42 días de vida. Durante el período indicado se realizaron 213 necropsias, de las cuales se tomaron muestras para estudios bacteriológicos (17), virológicos (14) e histopatológicos (32).

Se realizó un análisis de los índices productivos de los 4 meses previos y luego del cambio de plan sanitario implementado a partir de abril de 2015.

RESULTADOS

En el período marzo-abril de 2015, el 13,3% de los casos remitidos a diagnostico histopatológico reportó lesiones de PCV-AD. Durante 2014/15 causas de muerte en ambos sitios fueron: poliserositis (30%) y neumonía (18%). Durante el período en estudio se detectaron diferentes subtipos de virus de influenza, Streptococcus suis, Actinobacillus suis, Pasteurella multocida y Salmonella spp.

Como resultado de los estudios complementarios se cambió el protocolo de vacunación contra PCV-2 y Mh a los 22 días de vida aplicado por personal del sitio 2) y aplicación de amoxicilina premix a dosis de 11 mg/kg durante toda la lactancia (2).

Los resultados productivos pre y postcambio del plan sanitario se indican en la tabla 1.

DISCUSIÓN

El retraso y alta mortalidad en ambos sitios sugería la presencia de enfermedades asociadas a PCV-2 (PCVAD) (1), sin embargo, durante 2014 la detección de lesiones de PCVAD fueron esporádicas (7,82% del total de diagnósticos).

El aumento de la mortandad en el 2015, sumado a los hallazgos anatomopatológicos hizo sospechar de un cuadro de PCVAD. La efectividad de las vacunas contra PCV-2 es mundialmente aceptada, sin embargo se han reportado ocasionalmente fallas en las mismas debido a un inadecuado manejo de la vacuna o de su aplicación (3). El uso de monodosis redujo el estrés de los cerdos y facilitó el trabajo del personal de granja, con la consiguiente disminución del riesgo de cometer errores durante la vacunación, no
detectándose con posterioridad lesiones de PCVAD.

El uso de medicación por vía oral en cerdas demostró ser efectivo como medida preventiva al reducir la transmisión de patógenos, sobre todo en los considerados colonizadores tempranos (S. suis, A. suis), de la cerda a su camada durante la lactancia (2). La
dosificación por mg/kg es la adecuada para evitar subdosificaciones.

La reducción en la mortalidad generó un incremento en los pesos de venta, que representó 146.543 kg más vendidos en el período analizado. Si consideramos el valor promedio del kg/vivo ponderado en los meses en estudio, la diferencia de ingreso bruto fue de $201.4228, con un gasto mensual de amoxicilina premix de $17.136.

Ante un cuadro de aumento de mortandad y retraso como el observado deberá considerarse a PCVAD dentro de los diagnósticos diferenciales a pesar de la vacunación. El control y entrenamiento constante para el personal a cargo de aplicar las vacunas, reduce el riesgo de fallas vacunales (1,3). La vigilancia de las infecciones endémicas en la granja a través del monitoreo sistemático permite implementar medidas preventivas o de control con rigor científico y menor probabilidad de fracaso.

 

También te puede interesar: Bioseguridad de los Núcleos Genéticos, Granjas Multiplicadoras y Centros de Inseminación de Argentina

Comparte esto..

1
Deja un comentario

Por favor Ingresar para comentar
0 Hilos de comentarios
0 Respuestas de hilos
0 Seguidores
 
Comentario de mayor reacción
El hilo más popular
0 Comentaristas
Ultimos comentaristas
  Suscribirse  
nuevos viejos más votados
Notificarme