Menú Cerrar

Estructura del sector primario porcino en Argentina

Autores:
Ingeniero Producción Agropecuaria, EMBA, Lucas Balbi
Ingeniera Agrónoma, Agostina Mandolesi
Verónica Barrenechea
Marcos Sierra
Área Porcinos, Subsecretaria de Ganadería de Nación

Contar con información de calidad sobre el sector y como se encuentra constituido es una necesidad, para mejorar la toma de decisiones públicas y privadas. Es un tema de mucho interés y que se viene estudiando ampliamente desde diferentes instituciones, como es el caso del INTA, Ministerio de Agroindustria, Ministerio de Economía en sus Informes de Cadena de Valor, entre otros.

Este trabajo busca aportar claridad a los datos que songenerados desde la Subsecretaria de Ganadería del Ministerio de Agroindustria de la Nación y que son tomados por autoridades y personas vinculadas al sector para la elaboración de diferentes informes.

A continuación se detallarán indicadores de producción y consumo que sirven de herramienta de monitoreo del sector. Asimismo, se presenta una breve descripción de la estructura del sector porcino; lacaracterización comercial y sanitaria del mismo; datos de productividad; resultados económicos y datos de comercio.

Indicadores de producción y consumo nacional

Producción Nacional

La producción nacional que es informada de forma mensual, es calculada de la siguiente forma:

La cantidad de cabezas por año, son las cabezas enviadas con destino a faena, con un Documento de Transporte Electrónico (DTe) del SENASA.

El peso de faena es el registrado por los frigoríficos en el romaneo que se informa a la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario (DNCCA) bajo el sistema SIF en la Resolución 586/2015.
El rendimiento de la faena es el cerdo sin vísceras ni menudencias, incluyendo la cabeza y se toma un 82 %.

La faena de animales desde el año 2008 ha crecido desde las 3.153.829a las 6.422.921 alcanzadas el 2017, lo que representa un crecimiento de 103 % en los últimos 10 años.

El peso de faena del 2017 fue de 108,5 kg, registrando una variación a través del año, donde en el invierno aumenta el peso y disminuye en el verano, debido al consumo de alimento de los animales en las granjas; vinculados a su temperatura de confort. El peso de faena contempla la totalidad de las cabezas porcinas faenadas en el año, de las cuales más del 90 % son capones, variando a lo largo del año, sobre todo por el aumento de faena de lechones que se da en noviembre y diciembre de cada año.  Con los datos mencionados, se puede calcular la producción nacional que en el 2017 fue de 566.084toneladas res con hueso.

Consumo Nacional

El consumo nacional está formado por la producción nacional, restando las exportaciones y sumando las importaciones. Para poder unificar las unidades, se llevan las toneladas de los productos comercializados a toneladas equivalente res con hueso, dependiendo si los productos son con o sin hueso.

A su vez, para el cálculo del consumo por persona, se divide el Consumo Aparente por la cantidad de habitantes del país, que se toma de las estimaciones del INDEC.

En los últimos 10 años el consumo per cápita (kg/año) pasó de los 7,6 a los 14,04 aumentando un 84 %.

La producción local es consumida en su totalidad (99,5%) en el mercado local, y a su vez, ingresa carne principalmente de Brasil, uno de los principales productores y exportadores mundiales. Argentina importó30.862 toneladas res con hueso/año en promedio en los últimos 10 años, siendo el año 2017 de 38.552.

Las exportacionesporcinas han sido muy bajas basándose principalmente en vísceras y menudencias, productos de escaso valor. En los últimos 3 años las exportaciones de carne han comenzado a aumentar y se espera que en el 2018 superen las 9.000 toneladas res con hueso, por encimadel 1,5 % de la producción nacional, por primera vez.

Caracterización Sanitaria y Comercial

El sector porcino está conformado por todos los productores que poseen cerdos en el territorio nacional. Las existencias son declaradas de forma anual por el productor.Acorde a esto,en el Sistema Integrado de Gestión de Sanidad Animal (SIGSA) del SENASA en el año 2017 existen 101.381 productores en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (RENSPA) con un total de 962.881 madres en producción.

El 94% corresponden a establecimientos de tamaño pequeño (hasta 50 cerdas), los cuales poseen el 46% del total de porcinos. Los de tamaño mediano (entre 51 y 100 cerdas) representan el 4% de los establecimientos y concentran el 13% de las cabezas. Los de tamaño grande (más de 100 cerdas) representan el 2% del total y poseen el 41% del total de porcinos.

Para realizar una correcta toma de decisiones, es fundamental conocer como está conformado el sector porcino nacional y lograrlo a través de una metodología que sea transparente y repetible en el tiempo. Para ello se diferenciaron los productores que emitieron un documento de tránsito electrónico (DTE) con destino a faena durante el año. A estos productores se los denomina, “productores comerciales”. A su vez, se debe tener en cuenta, que también existen unidades productivas que no emiten DTe a faena, pero emiten DTe para registrar movimientos de invernada, exposición u otros destinos, que no son considerados en esta caracterización con el objetivo de lograr un resultado lo más claro posible.

Teniendo en cuenta esta metodología, se presenta la participación de Unidades Productivas (UP), según nº de madres en producción y los movimientos enviados a faena de cada estrato:

A partir de este análisis, se puede observar que durante el año 2017,fueron 5.178 las unidades productivas registradas en SENASA que emitieron un DTE a faena, con un total de 358.513 madres en producción.Esta actividad es desarrollada en todo el territorio nacional destacándose su concentración en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, en donde se distribuyen el 85% de ellos, participando con el 85% del stock de madres y el 84% de la faena a nivel nacional.

Se observa una concentración con el siguiente detalle,el 74% de las productores envían a faena menos de 500 cabezas por año (8% de la faena y 30% del stock de madres a nivel nacional); el 22% envían a faena entre 500 a 5.000 cabezas por año (27% de la faena y 30% del stock de madres); y sólo el 5% de los productores envían a faena más de 5.000 cabezas por año (65% de la faena y 40% del stock de madres a nivel nacional).

A partir de estos datos, se puede deducir que estos datos reflejan que sólo una minoría del sector porcino realiza DTe a faena. A su vez, y basado en contacto con Municipalidades, Provincias y entidades del sector, la totalidad de los tenedores porcinos no están incluidos en los registros sanitarios. Estos son productores NO comerciales, SIN RENSPA.

Productividad

Una de las formas más frecuentes de medir la productividad en la actividad porcina es la cantidad de capones que produce en relación a la cantidad de madres en stock (capones/madre/año). La media del país es de 17,9 cabezas vendidas/madre/año. Como se puede observar en el siguiente gráfico, la cantidad de capones producidos en cada uno de los estratos es diferente.

La cantidad total de capones en relación al número de madres va aumentando a medida que crece el tamaño de los establecimientos. De esta manera, el estrato de menos de 50 madres tiene una productividad de 8 cabezas comercializadas al año, mientras que a partir del estrato de 250 madres se obtiene una productividad de 18 capones/madres. Los establecimientos de más de 500 madres, logran una productividad de 22 capones/madres, estando por encima del promedio nacional. Esta mayor productividad conforme el tamaño de los establecimientos, se relaciona a una mayor eficiencia por mejores instalaciones e índices zootécnicos, debido a la mayor especificidad que se logra al contar con mayor tamaño.

A su vez vale la pena destacar la variabilidad que se da en cada estrato, marcando grandes variaciones dentro de cada uno de los rangos.

Comparte esto..

Deja un comentario

Por favor Ingresar para comentar
  Suscribirse  
Notificarme