Menú Cerrar

Baja la producción porcina y avícola de Brasil en 2018

Brasil deberá cerrar 2018 con una producción de carne de ave y porcina más ajustada, según la proyección de la ABPA, Asociación Brasileña de Proteína Animal.

De acuerdo a la encuesta realizada por la Asociación, la producción de carne de pollo deberá totalizar en este año 12,82 millones de toneladas, un volumen 1,7% inferior a los 13,05 millones de toneladas producidas el año pasado.

También puede interesarte: Las autoridades chinas constatan que en 2019 el precio de la carne de cerdo será alto debido a la PPA

Las exportaciones para la carne de ave cerrarán el año con un total de 4,1 millones de toneladas, un volumen 5,1% inferior a los 4,32 millones de toneladas exportadas en 2017. Con una oferta interna de 8,73 millones de toneladas, y el consumo per cápita de carne de pollo tiende a crecer 0,63%, llegando a 41,8 kilos en 2018.

En tanto, la producción de carne porcina debe presentar una retracción de 3,2%, alcanzando los 3,63 millones de toneladas.

En flujo positivo, la producción de huevos deberá presentar una elevación de hasta 10% en 2018 en relación a los 39,9 billones de unidades producidas en 2017, llegando a 44,2 billones de unidades. Las exportaciones del segmento superaron las 10,8 mil toneladas, en un índice de crecimiento de 80% por encima de lo realizado el año pasado. El consumo per cápita de huevos alcanzará la marca histórica de 212 unidades, que supera en 10,4% el índice registrado el año pasado.

Exportaciones

Las exportaciones totales de carne de pollo en los once primeros meses del año alcanzaron 3,748 millones de toneladas, 6,3% menor en relación a las 3,999 millones de toneladas embarcadas entre enero y noviembre de 2017. Las ventas de carne de pollo generaron ingresos de US$ 5,99 billones en el período, saldo 10,8% menor en relación a los US$6,712 mil millones realizadas el año anterior.

En el caso del sector de huevos, el total exportado llegó a 9,991 mil toneladas, volumen 83,9% superior a las 5,434 mil toneladas embarcadas en el mismo período de 2017. En ingresos, las ventas alcanzaron los US$15,1 millones, 101,9% por encima de los US$7,4 millones obtenidos entre enero y noviembre de 2017.

Factores relevantes

De acuerdo con el presidente de la ABPA, Francisco Turra, entre los factores positivos ocurridos a lo largo de 2018, están la habilitación de 26 nuevas plantas para exportaciones de carne de pollo a México, la viabilización del mercado camboyano para el sector avícola brasileño y la apertura de los mercados de Corea del Sur y la India para la carne porcina. Rusia, tras 11 meses de negociación, también reabrió su mercado para el sector de porcinos.

Otro punto relevante de 2018, según Turra, es la crisis sanitaria que ocurre en China. “La mortandad histórica de animales en el mayor productor de carne porcina del mundo deberá incrementar la demanda por productos cárnicos provenientes de países que hoy suministran al mercado chino. La información del mercado indica que una laguna de cerca de 4 millones de toneladas (conforme a la información recogida por la Consultoría Asia Agro Alianza), como impacto directo a los focos de peste porcina africana “, explica.

Todavía en China, según el director ejecutivo de ABPA, Ricardo, Santin, está en la fase final la negociación entre chinos y brasileños para la construcción de acuerdo de Price Undertaking (PU) para las exportaciones brasileñas de carne de pollo, lo que deberá suspender los recargos provisionales de derecho antidumping aplicados por China.

“Las propuestas de PU fueron entregadas por las empresas al Ministerio de Comercio chino esta semana. Factor importante: incluso con la aplicación de aranceles, las exportaciones de carne de pollo a China deben cerrar el año 10% superior a las realizadas en 2017 “, subraya.

En este año, son factores relevantes, también, el delisting de 20 plantas (siendo que ocho siguieron exportando carne de pollo in natura sin sal añadida) para la Unión Europea, y la modificación de los criterios relativos al sacrificio, para la importación de carne de ave a Arabia Saudita. En este último caso, según Santin, los cambios con la readecuación de mercado resultaron en una retracción superior a 100 mil toneladas en las exportaciones brasileñas – uno de los mercados que más redujeron las importaciones en 2018.

También están entre los factores relevantes del año los 10 días de paralización en las carreteras brasileñas, con la huelga de los camioneros. Millones de aves murieron durante los 10 días de paralización. Los impactos superaron los R$3,1 billones – siendo R$1,5 billones irrecuperable. Además de los perjuicios, la huelga trajo a la pauta el tabulamiento del flete. Por cuestiones sanitarias, los sectores de aves, huevos y porcinos dependen de los denominados transportes dedicados, que son fidelizados y cumplen distancias cortas. Con la nueva tabla, en general el costo logístico de los sectores presenta un alza promedio de 35% – llegando a cerca de 80% en algunas modalidades, como el transporte de la ración.

En relación a los costos de producción, los precios del maíz y la harina de soja -que representan hasta 70% de los costos productivos, fueron los principales factores de influencia. En comparación con los datos de 2017, el precio del maíz llegó a ser hasta 50% mayor, y la harina de soja, hasta 40%.

“El precio de los insumos en el mercado interno impulsó negocios con productores de granos de países vecinos, como Argentina y Paraguay. Las previsiones de oferta de productos apuntan a que el 2019 será un año con menor costo de producción en relación al año anterior “, analiza el presidente de la ABPA, Francisco Turra.

En este contexto, vale destacar que el cambio fue favorable para las exportaciones brasileñas, especialmente a lo largo del segundo semestre. “Considerando factores como costos de producción y precios internacionales de productos, la relación dólar X real es favorable al sector productivo en niveles por encima de R$3,50”, concluye Santin.

Expectativas para el año 2019

Conforme a la ABPA, en relación a la carne de pollo, el alojamiento de reproductoras en 2018 indica una oferta moderada de carne de pollo para 2019. La expectativa es que el ritmo de producción del próximo año sea 1,39% superior, alcanzando una producción de 13, 2 millones de toneladas.

Para la carne porcina, el mercado será influenciado por la expectativa de un aumento en la demanda internacional por el producto, especialmente de China (con la reducción de los planteles, ante los focos de peste porcina africana) y de Rusia (recientemente reabierta para Brasil). Las proyecciones apuntan a un ritmo de producción para el próximo año de 1,39% superior, alcanzando una producción de 13,2 millones de toneladas.

Hay una gran expectativa, también, con relación al nuevo gobierno, destaca Turra. A fines de noviembre, la ABPA presentó al Grupo de Transición de la futura Presidencia de la República un documento con demandas de la avicultura y porcicultura. Entre los puntos abordados en el documento, estuvieron la desburocratización en el proceso de habilitación de plantas frigoríficas, el fin del establecimiento del flete mínimo; la mejora de la infraestructura logística, el fortalecimiento de la seguridad en las carreteras contra el robo de cargas y la realización de acuerdos internacionales.

La ABPA también definirá nuevas estrategias de trabajo para el próximo año. En este mes, la asociación dio inicio al Proyecto 500K, un plan estratégico en conjunto con las empresas exportadoras y la consultoría de la EY. El objetivo es fortalecer la actuación en mercados estratégicos para el sector, con la meta de alcanzar un volumen promedio de exportación de carnes de ave y porcina de cerca de 500 mil toneladas mensuales.

Fuente: avicultura.info

Comparte esto..

Deja un comentario

Por favor Ingresar para comentar
  Suscribirse  
Notificarme