Menú Cerrar

Por la peste procina africana, la crisis del cerdo podría llegar a Europa

El virus de la fiebre porcina africana, altamente contagioso, alcanza hoy a todo el territorio chino y ha comenzado a extenderse a los países vecinos.
La Unión Europea teme la entrada de la peste a través de Europa del Este, donde existen evidencias de que los chanchos salvajes y jabalíes ya están siendo afectados. El virus ya fue detectado el año pasado en Bélgica, Dinamarca construye un cerco protector de 70 kilómetros de largo, Francia también proyecta un cerco y en España, el gobierno de Navarra ha movilizado a cazadores para que reduzcan el stock de cerdos salvajes y jabalíes, ya que peligra la enorme industria de jamón ibérico.

También puede interesarte: Se canceló la World Pork Expo debido a preocupaciones sobre la peste porcina

Australia y Japón han detectado el virus en chacinados y preparados secuestrados en las aduanas y aeropuertos, operativos en los que se detectó la presencia de la fiebre porcina africana ya en tres continentes. El Rabobank estima que la peste reduciría 30 por ciento la producción de carne de cerdo de China, que con 52 millones de toneladas representa la mitad de la producción mundial. Generará una faltante de, al menos, 12 millones de toneladas.

Los tres grandes productores y exportadores de carne de cerdo, Estados Unidos, Brasil y la Unión Europea manifiestan en estos días que no pueden cubrir este déficit.

Los criadores chinos, antes que el virus llegue a sus establecimientos, están liquidando sus cerdos en forma masiva, lo que aumenta la producción actual y agrava el faltante para más adelante.

Según las encuestas, el 80 por ciento de los productores prevé no volver a la actividad. El Ministerio de Agricultura chino ha pronosticado para el segundo semestre un aumento de 70 por ciento en el precio local de la carne de cerdo. Eso ocurrirá cuando se agoten los grandes stocks de carne congelada que había acumulado el gobierno de ese país, ante una contingencia como la actual.

Dieta

El consumidor chino hoy come menos cerdo (las escenas que se ven en televisión de matanzas masivas de cerdos son impresionantes) y, en cambio, consume más huevos, pescado de pileta (la acuicultura china produce más de 60 millones de toneladas de carne) y pollo. También demanda carne vacuna, en especial la importada, que tiene entre los consumidores la mejor imagen, tanto por su inocuidad, como por su calidad.

Después de un 2018 excepcional, en el primer bimestre del año China importó 55 por ciento más de carne vacuna que el año pasado. Dentro de ese registro sobresalen los embarques de la Argentina, que aumentaron 149 por ciento.

China se prepara para incrementar –hasta donde la oferta mundial sea capaz– las importaciones de carne de cerdo, básicamente desde Estados Unidos y Brasil. Pero los saldos exportables de estos países estarían lejos de poder cubrir el gigantesco faltante. Las compras de carne de cerdo de Estados Unidos se han multiplicado en estos días por ocho con respecto al año pasado.

En cuanto a la carne vacuna, se estima que las importaciones se incrementarán en los próximos meses, en especial provenientes del Mercosur, que hoy significan 70 por ciento de las compras chinas.

El enorme volumen de carne bovina que demanda China es del mismo tipo de carne que adquieren Estados Unidos y Rusia, y en menor medida Japón y otros países asiáticos. Esto abre la esperanza de que empiece a mejorar el precio internacional, en especial el tipo manufactura (vaca, toro, delanteros, trimmings), cuyo valor en el mercado de importación de Estados Unidos ya está alcanzando el máximo en cuatro años. Según el economista australiano Simon Quilty, la fiebre porcina africana va a afectar al mercado mundial de proteínas por más de 20 años.

Fuente: www.ellitoral.com.ar

Comparte esto..

Deja un comentario

Por favor Ingresar para comentar
  Suscribirse  
Notificarme