Subsidiarán la producción porcina en Neuquén

Subsidiarán la producción porcina en Neuquén

Producir con mejor calidad y optimizar el medio ambiente será el norte con el que se aplicará el sistema de subsidios que, desde hace 19 años, instrumentó el Estado provincial para inyectar fondos a la ganadería. La cuarta etapa del plan que se implementará una vez que se reglamente la ley 3235 será la incorporación de los porcinos y los agricultores familiares que producen leche a baja escala de cabra, ovejas y vacas.

Salvo un emprendimiento que funciona en Plaza Huincul que tiene un ciclo cerrado, los productores pequeños y medianos dedicados a la producción porcina mantienen una actividad estacional, en función del precio de los granos que deben “importar” de la zona pampeana y de la capacidad de faena que pueden conseguir en el matadero municipal de la meseta en la ciudad de Neuquén o en instalaciones cercanas a la ruta 17.

También puede interesarte: Veterinarios de la UE solicitan inmunocastración para los porcinos ecológicos

Los fondos que se destinarán al incentivo se distribuirán con ciertos parámetros como desalentar la faena clandestina y vaciar los campos de animales de refugo improductivos.

El director de Ganadería, Marcos Lauge, indicó que “se pretende potenciar lo que la Provincia venía haciendo en el programa porcino para incentivar el mercado formal dado que hoy tiene una alta tasa de informalidad por la falta de acceso a la faena” con lo que se garantiza la inocuidad alimentaria.

La producción porcina, indicó, está atada al valor del insumo que es oneroso y por lo tanto es estacional para los pequeños productores y lo que se busca “es que no sea de autoconsumo, por eso apuntamos a quien quiera despegar y tener una actividad comercial”.

El incentivo “no le va a salvar la producción sino que es un extra, no es que a partir de esto va a tomar la decisión”.

Según los números que han hecho los técnicos de la cartera productiva, se apuntará a los que tienen entre 10 y 30 madres que podrían acceder en una primera etapa entre un centenar de productores que hay en la zona de la Confluencia.

En forma paralela se buscará la formalización administrativa de la planta de faena de la meseta para ampliar su capacidad.

“La mirada que tiene la ley es fortalecer, a diferencia de leyes anteriores, lo ambiental, apuntalar al cuidado del medio ambiente, para que lo que tengamos y produzcamos sea de la mejor calidad y optimizamos los recursos naturales”, definió Lauge.

Se pagará en el caso de la fibra, por kilo, y en la faena por unidad. El monto total son unos 50 millones de pesos que puede ser ampliado dependiendo de la disponibilidad de recursos y todos los años se establece un valor de referencia.

Le encontró la vuelta a la comercialización

Cansado de mirar tranqueras hacia adentro y esperar decisiones oficiales que no se concretaban, Alejandro Benítez resolvió avanzar hacia la comercialización.

A cinco años de que tomó esa decisión dice que no le va mal y que logró acomodarse a los tiempos. Tiene un grupo de facebook con más de 21.000 seguidores y un local de ventas en una zona estratégica de la ciudad de Neuquén donde comercializa en nombre de Productores Unidos Nqn solo carne de cerdo. “La clave es ofrecer calidad a precios accesibles, porque barato no hay nada”, contó a Río Negro.

Organizó un sistema de aprovisionamiento con productores que faenan en el matadero de la meseta o en el de un empresario cárnico de Plaza Huincul. “Ya casi no quedan productores porcinos, han desaparecido, los que quedan son contados con la mano”, dijo Benítez. Mencionó que el gran gasto es la compra de alimento en la zona pampeana y contó que sólo un productor de la meseta cuenta con silos para guardarlo. Recordó que cuando empezó con la carnicería de cero, hace cinco años, “costó mucho, empezamos con el mercado en tu barrio, a vender en la feria del parque y la venta on line”. “Pudimos colocar el cerdo, está funcionando bien en la calle Láinez pero en otras carnicerías que han intentado introducir el cerdo, no pudieron”, contó. Logró por ejemplo establecer ofertas accesibles de lunes a miércoles y apuntó que por semana comercializa entre 35 o 40 medias reses.

La carne de vaca tuvo un aumento y de costo sale 345 pesos y se la vende a 630 o más. La de cerdo está a unos 450 pesos y es magro, no tiene tanta grasa.

Fuente: www.rionegro.com.ar