Menú Cerrar

Como impacta en el consumo de cerdos la mayor caída económica interanual

Según muestra el Informe elaborado por Carlos Seggiaro sobre la marcha en la economía Argentina, en marzo se registró la mayor caída interanual en lo que va del año, un 6,8% menos que respecto del mismo mes del 2018, según proyectó el INDEC. En la segregación por tipo de actividad económica, de las 16 sólo la actividad agropecuaria mostró, medida interanualmente, un comportamiento positivo, de casi un 11%. “El resto de los sectores mostraron todos caídas, en algunos casos muy importantes: comercio minorista y mayorista (- 15%), industria manufacturera (- 13%), construcción (-7,5%), por citar algunos. Otros indicadores juegan en la misma dirección, mostrando también la profundidad de la recesión. Así por ejemplo, el consumo medio de la población del país mostró en abril un retroceso interanual del 12,2%, lo cual lo ubica en su nivel más bajo en 11 años, ya que remite estadísticamente a septiembre del 2007. Por otra parte, en marzo, las ventas de los supermercados, medidos en moneda constante, se contrajeron un 14,5% interanualmente, mientras que los mayoristas y shoppings, cayeron un 16%. Como ya hemos expresado en anteriores informes, seguimos considerando que el piso de la recesión se ubicará en algún momento entre junio y julio de este año”, señala el informe.

También puede interesarte: La producción mundial de carne bajaría un 0,2% en 2019, según la FAO

En este sentido y teniendo en cuenta que el consumo de carne entra dentro de la venta de productos de consumo minorista se entiende que la venta de carne fresca está teniendo un retroceso sostenido a lo largo del año.

MERCADOS AGROPECUARIOS

Respecto del conflicto comercial entre China y EEUU, Seggiaro rescata en su informe las consideraciones que realizó esta semana la Bolsa de Comercio de Rosario: “Con esta combinación de guerra comercial y peste porcina, la soja está muy barata en Estados Unidos y los stocks son muy elevados. Esto explica que muchas fábricas en este país estén volviendo a procesarla y exportar harinas a la Unión Europea, principal cliente de la Argentina”. Como contrapartida, queda claro que la noticia que no es del todo buena para la cadena de soja en la Argentina, constituye una oportunidad de negocios para la oferta de proteína animal de nuestro país, de cara al mercado internacional. En este punto, Ignacio Iriarte destaca lo siguiente: “Con un tipo de cambio alto, y China pagando mejores valores, el poder adquisitivo de la exportación supera el poder de compra del consumo y un importante volumen de cortes de novillo o vaca gorda pasarán a exportarse. Dos mercados muy diferentes: por un lado, el novillo pesado y la vaca, por el otro, la hacienda liviana de consumo”.

Redacción Infopork

Comparte esto..

Deja un comentario